printer printer Haga clic en el icono verde de la derecha
Resumen de la reunión de primavera del Banco Mundial y del FMI
por Iolanda Fresnillo
1ro de junio de 2004

Los pasados 24 y 25 de abril el Banco Mundial y el FMI celebraron la habitual Reunión de Primavera. En dicha cita tienen lugar las reuniones del Comité Financiero y Monetario Internacional, y del Comité para el Desarrollo, pero sin embargo no se reúne la Junta de Gobernadores (que tan sólo lo hace una vez al año, en la reunión anual que tiene lugar en septiembre / octubre).

La presencia de Rodrigo Rato, que aprovechó para reunirse con los representantes africanos en el FMI, así como con otros representantes del Fondo, fue una de las pocas cuestiones que se destacaron en la prensa sobre la Reunión de Primavera. Se hablaron muchas otras cuestiones, aunque en la mayoría no se llegó a resultados demasiado positivos ni relevantes para los países del Sur.

“Los principales temas alrededor de los cuales hubo discusión incluyen medidas macroeconómicas y de políticas estructurales para la recuperación económica y el crecimiento, vigilancia del FMI, sostenibilidad de la deuda para países de bajos ingresos y progresos en los alivios de deuda bajo la Iniciativa HIPC Reforzada, la revisión del progreso hacia los Objetivos del Milenio, financiación al desarrollo y el fortalecimiento de la participación y la voz de los países en desarrollo y transición en el trabajo y la toma de decisiones de las instituciones de Bretón Woods” (Bretón Woods Project).

En este breve resumen destacamos algunos de los temas más relevantes.

Alivio de Deuda y HIPC

Desde el Comité para el Desarrollo se llamó la atención sobre la necesidad de asegurar la participación de todos los acreedores en las cancelaciones de deuda previstas en la Iniciativa HIPC, para que esta pueda tener “éxito”, particularmente después de diciembre de 2004, fecha inicialmente prevista para su finalización. Se habló también de una más que probable prórroga en la finalización de dicha iniciativa, para que ésta pueda alargarse más allá del fin de este año. Los ministros de finanzas del G8 manifestaron, en su última reunión el pasado 23 de mayo en Nueva York, su intención de apoyar la “plena implementación de la Iniciativa HIPC” [1] , más allá de la fecha fijada para su finalización. Y ya sabemos que lo que propone el G8 tiene muchos números de llegar a buen fin en el seno del BM y el FMI.

También se discutió la propuesta que hay sobre la mesa de crear un marco de trabajo sobre la sostenibilidad de la Deuda [2]. Dicho marco sugiere que se tengan en cuenta tres elementos al medir la vulnerabilidad de la deuda y la conveniencia del crédito:

- Utilizar las medidas del BM utilizadas para el CPIA (Country Policy and Institutional Assessment), al considerar la política del país y su robustez institucional.

- Vulnerabilidad de los Países con Menos Ingresos ante los shocks exógenos.

- Niveles de deuda ante los ingresos fiscales

Ninguna de estas dos discusiones parece llevar a una mejora o un cambio significativo en cuanto a la política de gestión de deuda, el concepto de sostenibilidad de la deuda o la Iniciativa HIPC. “El Presidente del Banco Mundial, James Wolfeson, intentó hacer creer que un informe sobre los países endeudados constituía una nueva obertura, con la
posibilidad de un mayor alivio o incluyendo a más países, pero ninguno de los análisis de dicho informe apoya tal afirmación”
(50 Years is Enough Network).

Falta de progreso en los Objetivos del Milenio

De acuerdo con el informe presentado por el BM y el FMI, coincidiendo con la Reunión de Primavera, sobre los avances en la persecución de los Objetivos del Milenio, la mayoría de estos Objetivos no serán alcanzados en el período previsto por la mayoría de los países en desarrollo, especialmente en el África Sub-Sahariana, América Latina y el Medio Oriente. En este sentido se hace un llamado a los países ricos a incrementar su participación en la financiación al desarrollo, que debe ser mayor, más predecible y a largo plazo. Actualmente tan sólo cinco países, Dinamarca, Luxemburgo, Holanda, Noruega y Suecia han alcanzado la marca del 0’7% de AOD. Wolfeson ilustró la falta de voluntad de los países ricos con un clarísimo ejemplo “Gastamos 900 mil millones de dólares en defensa, y tan sólo entre 50 y 60 mil en desarrollo” (Bretón Woods Project).

A pesar de los lamentos por no estar en buen camino hacia los Objetivos del Milenio, y de los llamados a un incremento de la AOD, no hubo ningún compromiso concreto o cambio en las políticas del BM y el FMI para que la situación tome un nuevo rumbo. Se sigue confiando en las ya fracasadas Iniciativa HIPC i PRSP.

La falta de transparencia y democracia ... todo sigue igual

“La efectividad del FMI y su credibilidad reforzada como una institución cooperativa también depende de que todos sus miembros tengan una representación y una voz apropiada. Se debería continuar con los esfuerzos para reforzar la capacidad de los países en desarrollo y en transición para participar más efectivamente en la toma de decisiones del FMI. El comité propone a la Junta Ejecutiva a continuar su trabajo sobre las cuotas, voz y representación en el FMI,
y espera un informe sobre el progreso en este tema en el próximo encuentro”
(Comunicado del Comité Financiero y Monetario Internacional)

A pesar de las declaraciones de buenas intenciones, también en el tema de la democracia en el seno del BM y el FMI, tampoco en este terreno se gestó ningún avance. “Los ministros expresan su fuerte desacuerdo sobre la falta de progreso en el asunto de la voz, la participación y el poder de coto de los países en desarrollo en el FMI y el Banco Mundial” (Comunicado del G24 [3]). Muestra de ese nulo avance en este tema ha sido el procedimiento de elección del nuevo director ejecutivo del FMI, que ha sido tachado por los miembros del G24 de “quedar muy lejos de los estándares de la buena governanza, transparencia y inclusividad que el FMI y el Banco Mundial promueven en sus relaciones con los países miembros”.


Notas :

[2En la página web del Banco Mundial se encuentra un resumen de dicha discusión con la sociedad civil.

[3Miembros del G24: Algeria, Egypt, Islamic Rep. of Iran, Philippines, Argentina, Ethiopia, Lebanon, South Africa, Brazil, Gabon, Mexico, Sri Lanka, Colombia, Ghana, Nigeria, Syrian Arab Republic, Cote D’Ivoire, Guatemala, Pakistan, Trinidad and Tobago, Dem. Rep. of Congo, India, Peru, Venezuela / http://www.g24.org

Iolanda Fresnillo

Plataforma Auditoria Ciudadana de la Deuda (PACD) @ifresnillo @AuditCiudadana @AuditoriaBCN

Iolanda Fresnillo es activista, miembra de la Plataforma Auditoria Ciutadana del Deute e impulsora de la cooperativa Ekona.