Paul Wolfowitz: Un banquero al estilo Abu Ghraib

4 de abril de 2005 por Alberto Betancourt Posada


El presidente de Estados Unidos propuso a uno de sus halcones para suceder a James Wolfensohn en la presidencia del Banco Mundial Banco mundial Creado en 1944 en Bretton Woods en el marco del nuevo sistema monetario internacional, el Banco posee un capital aportado por los países miembros (189 miembros el año 2017) a los cuales da préstamos en el mercado internacional de capitales. El Banco financia proyectos sectoriales, públicos o privados, con destino a los países del Tercer Mundo y a los países antes llamados socialistas. Se compone de las siguientes tres filiales.

Mas...
, organismo que reparte 20 mil millones de dólares anuales a los países en desarrollo. Autor intelectual de la guerra de Irak, Wolfowitz es visto por muchos como una ominosa sombra en el futuro financiero de los países «mal portados». El dice que sólo quiere extender «el reino de la libertad».

El Banco Mundial ­junto con otras instituciones como el FMI FMI
Fondo monetario internacional
El FMI nace, el mismo día que la Banca mundial, con la firma de los acuerdos de Bretton Woods. En su origen el rol del FMI era defender el nuevo sistema de cambios fijos instaurado.

A la finalisación de estos acuerdos (1971), el FMI es mantenido y se transforma paulatinamente en el gendarme y el bombero del capitalismo mundialisado : gendarme cuando impone los programas de ajuste estructural ; bombero cuando interviene financiaramente para sostener los países tocados por una crisis financiera.

Su modo de decisión es el mismo que el del Banco mundial y se basa sobre una repartición del derecho de voto en proporción a los aportes de cotisación de los países miembros. Estatutariamente es necesario el 85% de los votos para modificar la Carta del FMI (los EE.UU. poseen una minoria de bloqueo dado a que posees el 16,75 % de voces). Cinco países dominan : Los EE.UU. (16,75 %), el Japon ( 6,23 %), la Alemania (5,81%), Francia (4,29 %), y Gran Bretaña (4,29%). Los otros 177 Estados miembros estan divididos en grupos dirigidos, cada vez, por un país. El grupo más importante (6,57%) esta dirigido por Belgica. El grupo menos importante (1,55% de voces) precidido por el Gabon (países africanos).

Su capital está compuesto del aporte en divisas fuertes (y en monedas locales) de los países miembros. En función de este aporte, cada miembro se ve favorecido con Derechos Especiales de Giro (DEG) que son de hecho activos monetarios intercambiables libre e inmediatamente contra divisas de un tercer país. El uso de estos DEG corresponde a una política llamada de estabilización a corto plazo de la economía, destinada a reducir el déficit presupuestario de los países y a limitar el crecimiento de la masa monetaria. Esta estabilización constituye frecuentemente la primera fase de intervención del FMI en los países endeudados. Pero el FMI considera que en adelante es tarea suya (tras el primer choque petrolero de 1974-1975) actuar sobre la base productiva de las economías del Tercer Mundo reestructurando sus sectores internos; se trata de una política de ajuste a más largo plazo de la economía. Lo mismo sucede con los países llamados en transición hacia una economía de mercado. (Norel y Saint-Alary, 1992, p. 83).

Sitio web :
y la OMC Organización Mundial del Comercio
OMC
Firmado el acuerdo el 15 de abril de 1994 y en vigencia desde el 1º de enero de 1.995, la OMC sustituye al GATT (Acuerdo general sobre aranceles y comercio). La mayor innovación introducida es que la OMC posee el estatuto de organización internacional. Su función es asegurar que ninguno de sus miembros se entregue a cualquier tipo de proteccionismo, a fin de acelerar la liberalización mundial de los intercambios comerciales, de favorecer las estrategias de las multinacionales. Está dotada de un tribunal internacional (órgano de resolución de conflictos) que juzga las eventuales violaciones de su texto fundador de Marraquech.
­ constituye una especie protogobierno mundial. Su injerencia en las decisiones «internas» de más de 183 países es inmensa. Sin embargo, la arquitectura de sus políticas se basa en criterios empresariales. Los votos de su junta de gobernadores se deciden con base al número de acciones que posee cada país. Estados Unidos, Japón y la Unión Europea controlan más de 60% de las acciones y los votos del banco. Cuando los países del sur necesitan financiamiento, el BM interviene en decisiones que anteriormente competían a los estados nacionales como son: el tamaño y la orientación de los servicios gubernamentales, el sistema bancario, la infraestructura, la política monetaria, las leyes laborales, las privatizaciones, las fronteras, la agricultura, la educación, las pensiones, la salud pública, el medio ambiente, la energía, etcétera. Aunque formalmente la misión del banco consiste en lograr un mundo sin pobreza, en la práctica, es un instrumento de las superpotencias y las corporaciones multinacionales para imponer un determinado modelo económico y político a sus deudores. Según Jude Wanniski (Pravda, 21/03/05), el BM obliga al tercer mundo a emprender proyectos que básicamente benefician a empresas privadas trasnacionales.

La era Wolfenson

A principios de los noventa, las protestas del pueblo hindú contra el proyecto del Banco Mundial en Narmada obligaron a dicha institución a formar una comisión que terminó cancelando el proyecto y recomendando la incorporación de parámetros ambientales y de participación social de los afectados por sus planes. Cuando William Clinton propuso a James Wolfenson para dirigir el organismo, se vivía un terremoto en su interior, provocado por una década de intensas protestas populares. Aunque el BM mantuvo su esencia, la era Wolfenson introdujo pequeños ajustes a sus políticas sociales y ambientales.

De banco a instrumento de guerra

El arribo de Paul Wolfowitz a la presidencia del BM significará entre otras cosas: desmantelar los precarios acercamientos entre esa institución y la sociedad civil mundial; incrementar las transferencias de riqueza del sur al norte; y poner en manos de Estados Unidos una poderosa arma de chantaje y presión económica. Poco antes de su arribo a la presidencia del BM diversos periódicos del mundo ofrecieron información sobre las preocupaciones suscitadas por la candidatura del secretario adjunto de Defensa. Para la organización estadunidense International Rivers Network, Wolfowitz abrirá «una nueva era de conflicto entre el banco y la sociedad civil» (Marina Forti, Il Manifesto, 18/03/05). La nota de Forti apunta que la organización Campagna per la reforma della Banca Mondiale ha señalado que Wolfowitz convertirá al BM en un instrumento de intervención táctica en las zonas de intereses estratégicos de Estados Unidos e implantará un modelo de multilateralismo selectivo de ayuda a los «bien portados», como el impulsado en la reconstrucción tras el reciente tsunami, y en el «rescate de Africa».

La dictadura de Suharto y la invasión a Irak

Neoconservador y defensor de la supremacía estadunidense, Paul Wolfowitz representa la era Reagan y la Segunda Guerra Fría. Como embajador de Estados Unidos en la Indonesia del sanguinario dictador Suharto, logró el acceso estadunidense a los energéticos de ese país, promovió el apoyo financiero internacional a un gobierno que prohibió y persiguió cruelmente a la oposición, y auspició el peor saqueo de recursos naturales padecido en una de las zonas de mayor megadiversidad del planeta. Como estratega, Wolfowitz estableció como objetivo para el nuevo siglo americano la ocupación de los campos petroleros de Medio Oriente. Cuando fue funcionario de Defensa diseñó el derrocamiento de Sadam Hussein, presionó a Europa a frenar las inversiones en el Irak de Hussein, fue coautor del concepto de Guerra Preventiva, participó en la fabulación de las armas de destrucción masiva, organizó la invasión a Irak, y durante la ocupación estadunidense ha promovido que el BM condone su deuda Deuda Deuda multilateral La que es debida al Banco Mundial, al FMI, a los bancos de desarrollo regionales como el Banco Africano de Desarrollo y a otras organizaciones multilaterales como el Fondo Europeo de Desarrollo.
Deuda privada Préstamos contraídos por prestatarios privados sea cual sea el prestador.
Deuda pública Conjunto de préstamos contraídos por prestatarios públicos. Reescalonamiento. Modificación de los términos de una deuda, por ejemplo modificando los vencimientos o en relación al pago de lo principal y/o de los intereses.
al nuevo gobierno iraquí. Según Jude Wanniski, el gran halcón del Pentágono ha hecho un excelente trabajo para el complejo militar estadunidense, prometió obtener 30 mil millones de dólares para la invasión a Irak, rebasó su meta con creces y consiguió repartir 200 mil millones de dólares entre las industrias que lucran con los bombardeos a la antigua Mesopotamia.

El amor-odio Estados Unidos-Europa

Buena parte de los grandes episodios de la historia contemporánea se explican por las complejas relaciones de amor-odio entre Estados Unidos y Europa. La lista de conflictos entre esos dos colosos es larga: la pugna dólar-euro, la invasión a Irak, el embargo de armas a China, los arsenales nucleares coreanos, la Corte Penal Internacional, la energía nuclear iraní, la reforma de la ONU, etcétera. Sin embargo, paralelamente a esos escollos, existen muchos puntos de convergencia estratégica respecto a la gobernabilidad mundial, el libre comercio, la administración discrecional de la deuda del Tercer Mundo y la consolidación de las instituciones supranacionales para imponer al mundo las políticas acordadas en el G-8.

La designación de Paul Wolfowitz como director del BM inclina la balanza a favor de Estados Unidos y convertirá al banco en un instrumento de su hegemonía. En ese marco, resulta sorprendente la anuencia del canciller alemán Gerhard Schroeder, quien tras una llamada telefónica de George W. Bush declaró que Europa podría trabajar con Wolfowitz (Il Manifesto, 22/03/05). Según la nota, el consentimiento alemán podría explicarse porque Bush ofreció a Schroeder un asiento en el nuevo Consejo de Seguridad de la ONU.

Paul Blustein (The Washington Post, 22/03/05) sostiene que extraoficialmente Brasil y Sudáfrica se plantearon la posibilidad de exigir una candidatura alternativa, pero tanto ellos como cualquier otro país que hubiera objetado la candidatura de Wolfowitz corrían el riesgo de ser castigados financieramente en el futuro.

Como sea, habrá que ver si, como advirtió el Premio Nobel de Economía, Joseph Stiglitz, el arribo de Wolfowitz constituye una provocación que suscitará muchas protestas y violencia callejera en los próximos años (The Dailly Telegraph, 20/03/05).




Fuente: La Jornada, suplemento Masiosare (www.jornada.unam.mx), 3 de Abril de 2005.

CADTM

COMITE PARA LA ABOLICION DE LA DEUDAS ILEGITIMAS

8 rue Jonfosse
4000 - Liège- Belgique

00324 60 97 96 80
info@cadtm.org

cadtm.org