Lo que todos deberían saber sobre la «crisis de la deuda» en EE.UU

6 de agosto de 2011 por Mark Weisbrot


Ya que la «crisis de la deuda Deuda Deuda multilateral La que es debida al Banco Mundial, al FMI, a los bancos de desarrollo regionales como el Banco Africano de Desarrollo y a otras organizaciones multilaterales como el Fondo Europeo de Desarrollo.
Deuda privada Préstamos contraídos por prestatarios privados sea cual sea el prestador.
Deuda pública Conjunto de préstamos contraídos por prestatarios públicos. Reescalonamiento. Modificación de los términos de una deuda, por ejemplo modificando los vencimientos o en relación al pago de lo principal y/o de los intereses.
» estadounidense se ha convertido en una gran noticia internacional hace unas semanas, cabe aclarar lo que es real y qué no lo es. En primer lugar, el gobierno de EE.UU. no tiene una «crisis de la deuda.» El gobierno de EE.UU. paga intereses netos de sólo el 1,4 por ciento [http://salsa.democracyinaction.org/dia/track.jsp?key=-1&url_num=4&url=http%3A%2F%2Fwww.cbo.gov%2Fdoc.cfm%3Findex%3D12212] del PIB Producto interno bruto
PIB
El PIB es un índice de la riqueza total producida en un territorio dado, estimada sobre la base de la suma de los valores añadidos.
por su deuda pública - esto no es mucho ante cualquier comparación histórica o internacional. Actualmente, el déficit anual, que es relativamente grande (9,3 por ciento del PIB), es principalmente el resultado de la recesión y la débil recuperación. Las proyecciones del déficit a largo plazo se guían por los costos de la atención médica [http://salsa.democracyinaction.org/dia/track.jsp?key=-1&url_num=5&url=http%3A%2F%2Fwww.cepr.net%2Fcalculators%2Fhc%2Fhc-calculator.html] en el sector privado. Estos costos tienen efectos secundarios a los gastos públicos porque el gobierno de EE.UU. paga casi la mitad del gasto total de salud, a una tasa dos veces mayor que otros países desarrollados – y va en aumento rápidamente.

Nunca hubo ninguna posibilidad [http://salsa.democracyinaction.org/dia/track.jsp?key=-1&url_num=6&url=http%3A%2F%2Fwww.cepr.net%2Findex.php%2Fop-eds-%26amp%3B-columns%2Fop-eds-%26amp%3B-columns%2Fwill-the-us-credit-rating-be-downgraded-does-the-norwegian-lunatic-killer-like-americans] de que EE.UU. realmente incumpliera los pagos de su deuda. La supuesta «crisis» fue fabricada desde el principio, con los republicanos en la Cámara de Representantes utilizando un detalle técnico para ganar recortes impopulares que no podrían ganar en las urnas. La estrategia funcionó: realizaron un acuerdo que se compromete a grandes recortes del gasto sin ningún aumento en los impuestos para los ricos o los súper ricos de EE.UU, quienes han incrementado considerablemente su porción del ingreso nacional durante las últimas tres décadas.

La derecha ganó porque el presidente Obama decidió colaborar con ellos, tratando de aprovechar la «crisis» fabricada también para implementar los recortes que ofendieron y dolieron a la gente que votó por él. Por supuesto, él también quería aumentar los impuestos a los ricos, pero por haber aceptado la legitimidad de la extorsión de los republicanos, él lo perdió también.

El daño más grave de esta «arma de distracción masiva» - y la capitulación del Presidente Obama a ella - es que el debate político los Estados Unidos ha sido fuertemente alterado. La falsa «crisis de la deuda» es considerada como el principal problema, y aún más absurdamente, como una de las causas de la debilidad de la economía. La economía de EE.UU. apenas creció en el primer semestre de este año, y hay 25 millones de personas [http://salsa.democracyinaction.org/dia/track.jsp?key=-1&url_num=7&url=http%3A%2F%2Fwww.bls.gov%2Fnews.release%2Fempsit.t15.htm] o desempleadas, o trabajando involuntariamente a tiempo parcial, o que han abandonado la fuerza laboral. Hemos pasado por más de un tercio de la «década perdida», y el cambio en el debate político hacia la reducción del déficit incrementará la probabilidad de que experimentemos toda aquella década.

Si el presidente Obama pierde ambas cámaras del Congreso y/o la presidencia en las próximas elecciones, será el resultado de una economía débil y alto desempleo, y porque dejó que sus oponentes no sólo sabotearan la economía – algo que hicieron con mucho gusto – pero también porque dejó que ellos redefinieran el debate económico para que en el futuro se le eche la culpa al presidente y su partido por el lío.

Así que la próxima vez que alguien se queje de que la mayor parte de América del Sur es gobernado por presidentes populistas de izquierda que luchan demasiado contra la élite tradicional de sus países, acuérdese que hay peores clases de liderazgo: la clase que comete suicidio político por el bien de «bipartidismo.»




- Mark Weisbrot es codirector del Center for Economic and Policy Research (CEPR) http://www.cepr.net, en Washington, D.C. Obtuvo un doctorado en economía por la Universidad de Michigan. Es también presidente de la organización Just Foreign Policy y co-escritor del nuevo documental de Oliver Stone, South of the Border [southoftheborderdoc.com].

(Este artículo fue publicado por el diario Folha de São Paulo (Brasil), el 3 de agosto de 2011. Si desea publicar este artículo, por favor infórmele a CEPR: cepr chez cepr.net).

Mark Weisbrot

est codirecteur du Center for Economic and Policy Research à Washington et président de Just Foreign Policy. Il est également l’auteur de « Failed : Ce que les “experts” n’ont pas compris au sujet de l’économie mondiale ».

Otros artículos en español de Mark Weisbrot (4)

Traduccion(es)

CADTM

COMITE PARA LA ABOLICION DE LA DEUDAS ILEGITIMAS

8 rue Jonfosse
4000 - Liège- Belgique

00324 60 97 96 80
info@cadtm.org

cadtm.org