Grecia y Turquía

Las políticas criminales incendian Grecia, Turquía y Chipre

18 de agosto por Don’t dig (Kazma Bırak - Μας σκάβουν τον λάκκο)


Publicamos a continuación la declaración pública de la campaña Kasma birak / ας σκάβοον τον άκκο sobre los incendios forestales que actualmente están quemando partes de Grecia, Turquía y que han devastado parte de la isla de Chipre. La campaña Kasma birak / ας σκάβοον τον άκκο fue iniciada por 68 organizaciones medioambientales y sociales en los 3 países, para luchar contra las extracciones y el belicismo.

Necesitamos camiones, bomberos y aviones, solidaridad, no más equipo militar.

Incendios catastróficos han quemado en Chipre, Grecia y Turquía miles de kilómetros cuadrados de áreas forestales y regiones enteras. Hasta la fecha, el saldo es de 4 muertes en Chipre, 8 muertes en Turquía, 1 muerte en Grecia y miles de personas heridas y desplazadas en los tres países; han ardido más de 547 kilómetros cuadrados en Turquía cientos de miles en Grecia y más de 55 kilómetros cuadrados en Chipre; y los incendios continúan.

Las altas temperaturas en la región, debidas a la crisis climática, crean condiciones en las que es muy fácil que un incendio comience. Sin embargo, esta no es la razón por la que los incendios se propagan. Los gobiernos deben estar preparados para enfrentar cualquier eventualidad, pero no lo están.

Los recortes presupuestarios en los últimos años en los servicios de extinción de incendios en los tres países han dejado a los pocos bomberos que quedan sin los recursos necesarios para hacer frente a los incendios de verano, incluso los ordinarios.

El caso más típico es el de Turquía, donde, aunque hay 8 aviones de extinción de incendios, ninguno de ellos está actualmente activo Activo En general, el término “activo” hace referencia a un bien que posee un valor realizable o que puede generar ingresos. Por el contrario, hablamos de “pasivo”, es decir la parte del balance compuesta por los recursos de los que dispone una empresa (capital propio aportado por los socios, provisiones por riesgos y gastos, así como las deudas). y listo para volar debido a la falta de mantenimiento adecuado, protección y… ¡personal!

En Grecia, los incendios se han extendido en un frente de varias decenas de kilómetros, han destruido enormes áreas forestales y penetrado en áreas residenciales cuando el viento era inicialmente muy débil. Decenas de aviones de extinción de incendios estaban anclados en tierra debido a averías. En general, el cuerpo de bomberos depende principalmente de donaciones privadas para renovar su flota, mientras que su agotamiento masivo durante el período de memorandos es “compensado” por personal contratado a tiempo parcial, sin que se haya llevado a cabo ningún reclutamiento permanente real.

En Chipre, aunque el gobierno afirma que el gasto aumentó un 42%, las fuerzas movilizadas eran demasiado pequeñas para la escala del incendio que estalló a principios de julio, tanto en términos de vehículos como de personal, y los dos aviones de bomberos que el gobierno había prometido comprar desde 2016 no han sido comprados.

Juego de declaraciones sobre la ayuda mutua pero en la práctica nada.

En los últimos días, Grecia y Turquía han estado mareando la perdiz con declaraciones sobre la ayuda que se enviarían, no se enviarían, solicitadas o no, una a otra. La República de Chipre se negó a recibir ayuda de la parte norte de Chipre y permitió que áreas enteras se quemaran hasta que llegó la ayuda de Grecia, Israel e Italia. El nacionalismo de las clases dominantes es un peso para nuestros bosques, nuestros hogares y la vida de personas y animales.

La demanda en los tres países es común: ¡Invertir en extinción y prevención de incendios, no en la policía y el ejército!

Recep Tayyip Erdogan posee 13 aviones privados. Turquía, que hasta hace poco producía camiones de bomberos, ahora produce drones militares. En Grecia, en lugar de equipar a los bomberos en los últimos meses, el gobierno ha comprado constantemente nuevos vehículos para la policía, por no mencionar los miles de millones gastados en Rafales franceses (aviones militares) para proteger la extracción de gas. ¡Y Chipre ha adquirido sus primeras “mangueras antimanifestaciones” en los últimos años, invirtiendo así en la supresión de movimientos sociales en lugar de en la lucha contra los incendios!

En los tres países, miles de ciudadanas y ciudadanos han visto destruidas sus propiedades, miles han sido abandonados en las calles, miles de animales han sido quemados vivos. Se han perdido decenas de miles de hectáreas de bosques preciosos.

Nos solidarizamos con las víctimas de los incendios en estos tres países.

En los tres países, el enemigo es común: son las políticas neoliberales y el nacionalismo, así como el armamento militar para defender los intereses de los capitalistas y multinacionales, aunque esto signifique dejar que nuestros bosques y pueblos ardan.

¡Exigimos un fortalecimiento inmediato de la prevención y el fortalecimiento de los servicios de extinción de incendios y silvicultura, no de la policía y el ejército!

¡Ayuda mutua y solidaridad! En la lucha contra el desastre, no hay lugar para el nacionalismo y los juegos diplomáticos.

Dinero para apoyar a quienes han perdido sus hogares y subsidios para ayudar a restaurar sus hogares.

Protección de áreas forestales quemadas. Ninguna actividad de inversión y expansión residencial en áreas quemadas.

Luchamos por una sociedad en la que el medio ambiente y las vidas, humanas y animales, tengan prioridad sobre las ganancias.




CADTM

COMITE PARA LA ABOLICION DE LA DEUDAS ILEGITIMAS

35 rue Fabry
4000 - Liège- Belgique

00324 226 62 85
info@cadtm.org

cadtm.org