La deuda externa, mas amenazadora que nunca

27 de diciembre de 2007 por Eric Toussaint , Damien Millet


Si creemos las declaraciones oficiales, la deuda Deuda Deuda multilateral La que es debida al Banco Mundial, al FMI, a los bancos de desarrollo regionales como el Banco Africano de Desarrollo y a otras organizaciones multilaterales como el Fondo Europeo de Desarrollo.
Deuda privada Préstamos contraídos por prestatarios privados sea cual sea el prestador.
Deuda pública Conjunto de préstamos contraídos por prestatarios públicos. Reescalonamiento. Modificación de los términos de una deuda, por ejemplo modificando los vencimientos o en relación al pago de lo principal y/o de los intereses.
del Tercer Mundo ya no plantea problemas. Los países emergentes Países emergentes Los países emergentes designan la veintena de paísesen desarrollo teniendo acceso a los mercados financieros como Brasil y Argentina se permiten el lujo de rembolsarla al FMI FMI
Fondo monetario internacional
El FMI nace, el mismo día que la Banca mundial, con la firma de los acuerdos de Bretton Woods. En su origen el rol del FMI era defender el nuevo sistema de cambios fijos instaurado.

A la finalisación de estos acuerdos (1971), el FMI es mantenido y se transforma paulatinamente en el gendarme y el bombero del capitalismo mundialisado : gendarme cuando impone los programas de ajuste estructural ; bombero cuando interviene financiaramente para sostener los países tocados por una crisis financiera.

Su modo de decisión es el mismo que el del Banco mundial y se basa sobre una repartición del derecho de voto en proporción a los aportes de cotisación de los países miembros. Estatutariamente es necesario el 85% de los votos para modificar la Carta del FMI (los EE.UU. poseen una minoria de bloqueo dado a que posees el 16,75 % de voces). Cinco países dominan : Los EE.UU. (16,75 %), el Japon ( 6,23 %), la Alemania (5,81%), Francia (4,29 %), y Gran Bretaña (4,29%). Los otros 177 Estados miembros estan divididos en grupos dirigidos, cada vez, por un país. El grupo más importante (6,57%) esta dirigido por Belgica. El grupo menos importante (1,55% de voces) precidido por el Gabon (países africanos).

Su capital está compuesto del aporte en divisas fuertes (y en monedas locales) de los países miembros. En función de este aporte, cada miembro se ve favorecido con Derechos Especiales de Giro (DEG) que son de hecho activos monetarios intercambiables libre e inmediatamente contra divisas de un tercer país. El uso de estos DEG corresponde a una política llamada de estabilización a corto plazo de la economía, destinada a reducir el déficit presupuestario de los países y a limitar el crecimiento de la masa monetaria. Esta estabilización constituye frecuentemente la primera fase de intervención del FMI en los países endeudados. Pero el FMI considera que en adelante es tarea suya (tras el primer choque petrolero de 1974-1975) actuar sobre la base productiva de las economías del Tercer Mundo reestructurando sus sectores internos; se trata de una política de ajuste a más largo plazo de la economía. Lo mismo sucede con los países llamados en transición hacia una economía de mercado. (Norel y Saint-Alary, 1992, p. 83).

Sitio web :
anticipadamente. Los países más pobres ven una parte de su deuda cancelada y los informes nos dicen que para dichos países ahora todo va por buen camino. El alza de las materias primas sigue su curso y las reservas de divisas de los países del sur son colosales: más de 3,5 billones de dólares (o sea todavía más que toda su deuda externa), de los que 1,4 billones de dólares son sólo de China. Podría parecer que el sur levanta la cabeza y que su deuda no es más que un recuerdo lejano.

A pesar de eso, los militantes del Comité para la Anulación de la Deuda del Tercer Mundo (CADTM) no están a punto de hundirse en la ociosidad absoluta… Ya que no sólo el problema de la deuda permanece totalmente, sino que además es más amenazador que nunca.

A pesar de que se han anunciado reducciones de deuda externa en sucesivas ocasiones, el total de la deuda externa de los países denominados «en desarrollo» ha batido un nuevo récord en 2006: 2,85 billones de dólares según el Banco Mundial Banco mundial Creado en 1944 en Bretton Woods en el marco del nuevo sistema monetario internacional, el Banco posee un capital aportado por los países miembros (189 miembros el año 2017) a los cuales da préstamos en el mercado internacional de capitales. El Banco financia proyectos sectoriales, públicos o privados, con destino a los países del Tercer Mundo y a los países antes llamados socialistas. Se compone de las siguientes tres filiales.

Mas...
 [1]. Hay que añadir que, sobre todo en los países emergentes, la deuda interna explotó literalmente. Siempre según el Banco Mundial, la deuda interna ya es tres veces más alta que la deuda externa. En 2006, los reembolsos vinculados a la deuda pública externa de los países en desarrollo se acercaron a los 240.000 millones de dólares, aunque se considera que el importe total de los reembolsos vinculados a la deuda pública (externa e interna) es aproximadamente de 1 billón de dólares. Una dramática sangría que conduce a un deterioro severo de las condiciones de vida de las poblaciones pobres.

Por lo que se refiere a los países más pobres, en particular los que se denominan «países pobres muy endeudados», el reparto es diferente ya que los recursos económicos internos disponibles son manifiestamente insuficientes. Dos de dichos países han saltado recientemente a la actualidad: Liberia y Senegal.

Tras años de guerra civil, Liberia –cuya actual presidenta, Ellen Jonson Sirleaf, es una ex dirigente del Banco Mundial- acumuló retrasos de pago a las instituciones multilaterales que le impiden beneficiarse de una reducción de la deuda en el marco de las iniciativas emprendidas por el G8 G8 Corresponde al G7 más la Federación de Rusia (desde 1995). , el FMI y el Banco Mundial. El pasado mes de noviembre el FMI encontró una «solución»: los países miembros del FMI se pusieron de acuerdo para saldar los retrasos de los pagos aportando 842 millones de dólares. Estos millones de dólares no van a beneficiar a las poblaciones del país sino que van a servir para rembolsarlos inmediatamente al FMI. Sin embargo, ¿Liberia se libera de su deuda? La respuesta es negativa: «En cuanto esos compromisos se materialicen Liberia, devastada por años de guerra civil e inestabilidad, podrá obtener nuevos préstamos y se podrán reactivar los distintos mecanismos de liquidación de créditos Créditos Suma de dinero que una persona (el acreedor) tiene el derecho de exigir de otra persona (el deudor).

Créditos privados
Préstamos concedidos por los bancos comerciales, sea cual sea el prestatario.

Créditos públicos
Préstamos concedidos por acreedores públicos, sea cual sea el prestatario.
que están en vigor [2]» Por lo tanto la reducción de la deuda de Liberia esconde al mismo tiempo la imposición de reformas neoliberales y la llegada de nuevos préstamos, que así quedan legitimados otra vez, sin planteamientos sobre las opciones económicas y financieras. Por lo tanto el mecanismo de la deuda sigue como siempre y además, de esta forma, la dominación que ejercen las grandes potencias y sus sociedades transnacionales, sale reforzada.

Mientras que las calles de Dakar fueron escenario de manifestaciones vinculadas a un fuerte aumento de los precios de los bienes básicos, Senegal también se «benefició» de una reducción de su deuda. Acompañada de condiciones drásticas, esta disminución de la deuda también coincide con la reactivación de los préstamos. Según la Agencia francesa de desarrollo (AFD), «las recientes reducciones de la deuda establecidas por la comunidad internacional, de las que se benefició Senegal, colocan al país en un contexto de solvencia recuperada […]. En este contexto, el AFD prevé una reanudación de los préstamos soberanos (los que se conceden a los Estados, N. de T.) en condiciones muy favorables para Senegal [3]».

En realidad la reducción de la deuda para los países pobres y muy endeudados se refería a los créditos en excedente, es decir, los que son imposibles de rembolsar, ya que una deuda demasiado grande podría conducir a la decisión de detener todos los pagos, a lo que los acreedores temen por encima de todo. La eliminación del excedente de la deuda se condicionó a la puesta en marcha de drásticas reformas económicas favorables a los acreedores e impuestas por el FMI y el Banco Mundial (privatizaciones, apertura de los mercados, desarrollo de las exportaciones en detrimento de cultivos alimentarios…), que permiten a la veintena de países implicados recuperar la solvencia. El mecanismo de succión de las riquezas del sur que es la deuda, al final permanece intacto.

¿Y el norte? La deuda pública de Estados Unidos acaba de sobrepasar la impresionante barrera de los 9 billones de dólares. China y otros países del sur compran participaciones del Tesoro de Estados Unidos para contener la caída del dólar y apoyar la economía estadounidense que les garantiza numerosas salidas comerciales. El verano pasado la crisis de las subprimes* causó estragos entre las poblaciones pobres: ahora dos millones de hogares no están en condiciones de rembolsar sus créditos y los organismos prestamistas ya han embargado las viviendas por falta de liquidez. Los estadounidenses afectados nos recuerdan que quienes sufren la mecánica implacable de la deuda no están únicamente en el Tercer Mundo. Al norte, como al sur, las riquezas naturales y económicas benefician a una minoría de acreedores ricos en detrimento de la mayoría que vive -o sobrevive- cada vez más con más dificultades.

Nos aseguran que las Bolsas mundiales asumieron bien el shock, pero los daños se revelarán más devastadores de lo que parecen hoy. Ante los riesgos de una crisis mayor de la deuda futura, es esencial la solidaridad entre todos los que sufren en el mundo la lógica de la deuda impuesta por los acreedores. Las luchas sociales, especialmente en América Latina, y los proyectos alternativos como la idea de un Banco del Sur que predica una lógica radicalmente diferente, son los únicos portadores de esperanza.

Fuente en castellano: http://www.rebelion.org/

Texto original en francés: http://www.cadtm.org

Damien Millet y Éric Toussaint presiden conjuntamente el CADTM France (Comité por la anulación de la deuda del Tercer Mundo)




Traducido para Rebelion por Caty R.

Notas

[1Banco Mundial, Global Development Finanze 2007.

[2Despacho AFP, «Le FMI fair sauter le verrou empechânt l’apurement de la dette du Liberia», 13 de noviembre de 2007.

[3AFD, Comunicado de prensa, 24 de octubre de 2007.

Eric Toussaint

doctor en Ciencias políticas de la Universidad de Lieja y de la Universidad de París VIII, es el portavoz del CADTM internacional y es miembro del Consejo Científico de ATTAC Francia.
Es autor de diversos libros, entre ellos: Capitulación entre adultos. Grecia 2015: Una alternativa era posible, El Viejo Topo, Barcelona, 2020; Sistema Deuda. Historia de las deudas soberanas y su repudio, Icaria Editorial, Barcelona 2018; Bancocracia Icaria Editorial, Barcelona 2015; Una mirada al retrovisor: el neoliberalismo desde sus orígenes hasta la actualidad, Icaria, 2010; La Deuda o la Vida (escrito junto con Damien Millet) Icaria, Barcelona, 2011; La crisis global, El Viejo Topo, Barcelona, 2010; La bolsa o la vida: las finanzas contra los pueblos, Gakoa, 2002. Ha sido miembro de la Comisión de Auditoria Integral del Crédito (CAIC) del Ecuador en 2007-2011.
Coordinó los trabajos de la Comisión de la Verdad Sobre la Deuda, creada por la presidente del Parlamento griego. Esta comisión funcionó, con el auspicio del Parlamento, entre abril y octubre de 2015. El nuevo presidente del Parlamento griego anunció su disolución el 12 de noviembre de 2015.

Otros artículos en español de Eric Toussaint (693)

0 | 10 | 20 | 30 | 40 | 50 | 60 | 70 | 80 | ... | 690

Damien Millet

professeur de mathématiques en classes préparatoires scientifiques à Orléans, porte-parole du CADTM France (Comité pour l’Annulation de la Dette du Tiers Monde), auteur de L’Afrique sans dette (CADTM-Syllepse, 2005), co-auteur avec Frédéric Chauvreau des bandes dessinées Dette odieuse (CADTM-Syllepse, 2006) et Le système Dette (CADTM-Syllepse, 2009), co-auteur avec Eric Toussaint du livre Les tsunamis de la dette (CADTM-Syllepse, 2005), co-auteur avec François Mauger de La Jamaïque dans l’étau du FMI (L’esprit frappeur, 2004).

Otros artículos en español de Damien Millet (68)

0 | 10 | 20 | 30 | 40 | 50 | 60

Traduccion(es)

CADTM

COMITE PARA LA ABOLICION DE LA DEUDAS ILEGITIMAS

8 rue Jonfosse
4000 - Liège- Belgique

00324 226 62 85
info@cadtm.org

cadtm.org