Grecia : Los bancos se salvan, el desastre continúa

20 de marzo de 2012 por Martine Orange


El alivio está a la altura de los temores pasados: el 85,5% de los acreedores privados ha aceptado el jueves por la noche participar en la reestructuración de la deuda Deuda Deuda multilateral La que es debida al Banco Mundial, al FMI, a los bancos de desarrollo regionales como el Banco Africano de Desarrollo y a otras organizaciones multilaterales como el Fondo Europeo de Desarrollo.
Deuda privada Préstamos contraídos por prestatarios privados sea cual sea el prestador.
Deuda pública Conjunto de préstamos contraídos por prestatarios públicos. Reescalonamiento. Modificación de los términos de una deuda, por ejemplo modificando los vencimientos o en relación al pago de lo principal y/o de los intereses.
griega. El viernes por la mañana, el ministro francés de finanzas, François Baroin, se ha felicitado por este “gran éxito para Grecia y para Europa” [1].

Los dirigentes europeos, que vivían desde hace meses temerosos de esta operación, respiran. La suspensión de pagos de Grecia, que han intentado retrasar hasta el límite, no ha precipitado a la zona euro en la tormenta, como temían. Las sombrías predicciones del lobby Lobby
Lobbies
Los lobbies son grupos de presión de interés privado, que defienden la mayor parte del tiempo los intereses de grupos industriales o financieros. Se cuentan unos 40.000 lobbistas en Washington
bancario [2], anunciando una catástrofe de 1000 millardos de euros para la zona euro, y el hundimiento consiguiente de Portugal y de Irlanda si Grecia no lograba reestructurar su deuda de forma ordenada han sido evitadas. El incendio se ha quedado circunscrito a Atenas, piensan.

Ha sido claramente esta preocupación mayor la que ha dominado los debates europeos sobre Grecia desde hace meses. Era preciso a cualquier precio dar las garantías Garantías Acto que proporciona a un acreedor una seguridad en el cumplimiento del compromiso del deudor. Distinguimos entre garantías reales (derecho de retención, fianza, prenda, hipoteca, privilegio) y las garantías personales (caución, aval, carta de intención, garantía autónoma). necesarias al mundo financiero para no desacreditar la zona euro, evitar la implosión. Como prueba de su buena voluntad, los dirigentes europeos han confiado la conducción de la operación al Instituto de la Finanza Internacional, el lobby de las fuerzas bancarias.

Al término de un discurso técnico interminable, éste ha fijado las modalidades de lo que es presentado como un sacrificio por su parte. Los acreedores privados, poseedores de 206 millardos de euros de obligaciones griegas, aceptan borrar un centenar de millardos de deudas. Recibirán a cambio de sus antiguos títulos nuevas obligaciones de un valor nominal un 53,5 % inferior al antiguo.

El esfuerzo parece consecuente pero no es más que aparente, pues los acreedores cambian unos títulos que no tenían ya ningún valor por títulos más seguros. En cuanto se produzca el cambio, recibirán una suma de dinero fresco, correspondiente al 15% de sus haberes. A continuación, los nuevos títulos que recibirán, de un valor equivalente al 31,5% de los antiguos, serán rodeados de múltiples mecanismos de seguridad. Serán emitidos bajo la ley británica, a fin de evitar a cualquier futuro gobierno griego la tentación de querer tocar esta deuda. Y gozarán de la garantía del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera y de los estados europeos.

Una compensación suplementaria podría llegar los próximos días. El gobierno griego ha anunciado que vistos los resultados obtenidos el jueves, iba a poner en marcha un procedimiento que impondría un intercambio forzoso al conjunto de los acreedores privados, incluso los más recalcitrantes. Este mecanismo debería entonces ser interpretado como una reestructuración forzosa y no ya voluntaria.

A partir de ahí, los famosos CDS (Credit Default Swaps), los seguros de crédito que supuestamente cubren los riesgos de quiebra, deberían entrar en juego. Los bancos emisores de esos títulos estarían obligados a reembolsar los riesgos que han aceptado cubrir. La asociación internacional de los swaps y derivados, el comité secreto financiero que controla ese tema [3], debe reunirse a partir del viernes por la tarde para estudiar ese expediente que pone fuera de si a la comunidad financiera.

Un plan de salvamento para el sector financiero

Los próximos días pueden estar aún dominados por palabras técnicas, consideraciones financieras de todo tipo, con mucha gente tomando el pulso de ese mundo financiero, que acaba “de encajar un mal golpe”. El economista americano Nouriel Roubine no se ha privado de decir lo que pensaba de esta puesta en escena, en una tribuna en el Financial Times del miércoles [4]:

“Se está desarrollando un mito, según el cual los acreedores privados aceptarían pérdidas significativas en el marco de la reestructuración de la deuda de Grecia, mientras que los acreedores oficiales (BCE BCE
Banco central europeo
El Banco Central Europeo es una institución radicada en Fráncfort, creada en 1998. Los países de la zona euro* le transfirieron sus competencias en materia monetaria y su funcióin oficial es el de asegurar la estabilidad de precios (luchar contra la inflación) en dicha zona. Sus tres órganos de decisión (El Consejo de Gobierno, el Comité Ejecutivo y el Consejo General) están compuestos por los gobernadores de los bancos centrales* de los países miembros y/o de “reconocidos” especialistas. Sus estatutos le hacen “independiente” políticamente pero está directamente influenciado por el mundo financiero.
, FMI FMI
Fondo monetario internacional
El FMI nace, el mismo día que la Banca mundial, con la firma de los acuerdos de Bretton Woods. En su origen el rol del FMI era defender el nuevo sistema de cambios fijos instaurado.

A la finalisación de estos acuerdos (1971), el FMI es mantenido y se transforma paulatinamente en el gendarme y el bombero del capitalismo mundialisado : gendarme cuando impone los programas de ajuste estructural ; bombero cuando interviene financiaramente para sostener los países tocados por una crisis financiera.

Su modo de decisión es el mismo que el del Banco mundial y se basa sobre una repartición del derecho de voto en proporción a los aportes de cotisación de los países miembros. Estatutariamente es necesario el 85% de los votos para modificar la Carta del FMI (los EE.UU. poseen una minoria de bloqueo dado a que posees el 16,75 % de voces). Cinco países dominan : Los EE.UU. (16,75 %), el Japon ( 6,23 %), la Alemania (5,81%), Francia (4,29 %), y Gran Bretaña (4,29%). Los otros 177 Estados miembros estan divididos en grupos dirigidos, cada vez, por un país. El grupo más importante (6,57%) esta dirigido por Belgica. El grupo menos importante (1,55% de voces) precidido por el Gabon (países africanos).

Su capital está compuesto del aporte en divisas fuertes (y en monedas locales) de los países miembros. En función de este aporte, cada miembro se ve favorecido con Derechos Especiales de Giro (DEG) que son de hecho activos monetarios intercambiables libre e inmediatamente contra divisas de un tercer país. El uso de estos DEG corresponde a una política llamada de estabilización a corto plazo de la economía, destinada a reducir el déficit presupuestario de los países y a limitar el crecimiento de la masa monetaria. Esta estabilización constituye frecuentemente la primera fase de intervención del FMI en los países endeudados. Pero el FMI considera que en adelante es tarea suya (tras el primer choque petrolero de 1974-1975) actuar sobre la base productiva de las economías del Tercer Mundo reestructurando sus sectores internos; se trata de una política de ajuste a más largo plazo de la economía. Lo mismo sucede con los países llamados en transición hacia una economía de mercado. (Norel y Saint-Alary, 1992, p. 83).

Sitio web :
,...) se habrían librado de todo esfuerzo. (…) La realidad es que los acreedores privados han obtenido un acuerdo muy ventajoso, mientras que lo esencial de las pérdidas actuales y futuras ha sido transferido hacia los acreedores oficiales”.

Es claramente de esto de lo que se trata: la reestructuración de la deuda griega no lleva a una contribución del sector privado, que se vería obligado así a asumir su parte del riesgo, sino a una nueva transferencia de lo privado hacia lo público, como desde el comienzo de la crisis financiera.

Pero este esfuerzo pedido a los estados, al Banco Central Banco central Entidad que, en un Estado, se encarga generalmente de la emisión de billetes de banco y del control del volumen de moneda y crédito. En España es el Banco de España quien asume dicho rol, bajo el control del Banco Central Europeo (BCE, ver más abajo).

El Banco Central de un país gestiona la política monetaria y tiene el monopolio de la emisión de la moneda nacional. Proporciona moneda a los bancos comerciales a un precio determinado por las tasas directoras, que son fijadas por el proprio banco.
Europeo, y al conjunto de los europeos, ¿va, al menos, a beneficiar a Grecia? Tras la anulación parcial de la deuda griega, los estados europeos se han comprometido a aportar 130 millardos de euros a Atenas, en el marco de un segundo plan de salvamento. Pero han aclarado ya el destino de este dinero. De los 130 millardos, 30 deben ser inmediatamente entregados a los acreedores que han aceptado el cambio voluntario de sus títulos. Este es el 15% que los acreedores deben percibir bajo forma de dinero fresco.

El gobierno griego debe utilizar alrededor de otros 35 millardos de euros para comprar otra parte de su deuda, antes de anularla. En fin 25 millardos de euros aproximadamente serán consagrados a la recapitalización del sector bancario griego, puesto en dificultades por la reestructuración de la deuda, y al que se quiere evitar el oprobio de una nacionalización.

Así, de los 130 millardos de euros del plan de salvamento, 94 millardos son dedicados al uso exclusivo del mundo financiero. Tanto como decir que queda poco para sostener una recuperación de la economía griega, en plena depresión. De todas formas no está claro que Atenas vea efectivamente este dinero, puesto que los europeos han previsto depositar la ayuda en una cuenta bloqueada y no entregarla más que tras comprobar los resultados del programa de austeridad impuesto a Grecia.

El juego de trileros no se acaba ahí. Mediante una hábil comunicación, los financieros y Europa han presentado la reestructuración de la deuda griega como un aligeramiento sustancial de la misma. Cien millardos de euros de deudas borradas de un total de 300 millardos, representa normalmente una disminución de un tercio del endeudamiento público. El servicio de la deuda Servicio de la deuda Suma de la amortización más los intereses del capital prestado. , primer componente del déficit público griego, debe por tanto disminuir notablemente, porque las tasas de interés Interés Cantidad pagada como remuneración de una inversión o percibida por un prestamista. El interés se calcula sobre la base de la cantidad de capital invertido o prestado, de la duración de la operación y del último tipo aplicado en ese momento. han sido bajadas y ciertos pagos de intereses retrasados hasta 2014.

Pero eso es olvidar los 130 millardos de euros del segundo plan de salvamento, entregados por Europa y el FMI. Y éstos no tienen en absoluto la intención de hacer una donación. Los préstamos van a inscribirse a su vez en el gran libro de la deuda pública griega. Según los cálculos de analistas bancarios, al término de esta amplia operación de reordenación financiera, el endeudamiento público griego que es del 161% del PIB Producto interno bruto
PIB
El PIB es un índice de la riqueza total producida en un territorio dado, estimada sobre la base de la suma de los valores añadidos.
, caería al 159%. ¡Todo este ajetreo financiero para aliviar en lo inmediato solo un 2% de la deuda griega! Las previsiones del FMI apuestan en el mejor de los casos por una vuelta a un endeudamiento del 120% del PIB en el horizonte de 2020. Como ha dicho el ministro alemán de finanzas, Wolfgang Schäuble, este viernes por la mañana, “un gran paso adelante en la vía de la estabilización y de la consolidación de una deuda gestionable, que da a Grecia una oportunidad histórica”.
Y mientras tanto: ¿qué pasa con Grecia? Europa le habrá impuesto sus condiciones: reformas y austeridad. En menos de quince días, el parlamento griego ha aprobado una enormidad de textos, a menudo sin debate y sin votación, que tratan sobre la reforma del salario mínimo, las jubilaciones, la salud, el mercado de trabajo, la función pública, las profesiones reglamentadas, las privatizaciones, la creación de nuevos impuestos destinados a obtener desde este año más de 3 millardos de euros de recortes suplementarios.

Europa ha advertido ya que cualquiera que sea el resultado de las elecciones legislativas de abril, el programa impuesto no podría ser puesto en cuestión. Miembros de la troika Troika Troika : el Fondo Monetario Internacional, la Comisión Europea y el Banco Central Europeo (Unión Europea, FMI, BCE) se han instalado a vivir en Atenas para supervisar su ejecución. El ministro alemán de economía, Philipp Rösler, ha ido aún más lejos el viernes. Quería ver a uno de los 27 comisarios europeos [5] encargarse especialmente de la puesta en pie de la economía griega y de dirigirla. Declaraba “no comprender que Grecia se oponga a esta propuesta” [6].

Tras cinco años de recesión, la economía griega continúa hundida. La producción industrial ha caído más del 7% en diciembre, el paro alcanza el 20% y supera la barrera del 50% entre la juventud. El FMI ha dado ya a entender que un tercer plan de salvamento será sin duda necesario a partir de 2015.

Los mercados financieros, que se deberían haber tranquilizado gracias a este gran montaje financiero hecho para ellos, especulan ya sobre las consecuencias. En el mercado gris [7], (no oficial) las nuevas obligaciones griegas a 30 años, no emitidas aún, cotizaban entre 15 y 17 céntimos de euro para un valor nominal de un euro, y entre 20 y 22 céntimos los títulos a once años. Equivale a decir que los financieros no creen ya en el salvamento de Grecia. Los dirigentes europeos se felicitan, persuadidos de que con su último plan griego, su regla de oro y las distribuciones masivas de liquidez del BCE [8], han acabado con la crisis de la deuda en la zona euro. Los financieros, por su parte, están de nuevo en pie de guerra, solo se preguntan cuándo va a reanudarse la crisis del euro.




Traducción: Faustino Eguberri para VIENTO SUR

CADTM

COMITE PARA LA ABOLICION DE LA DEUDAS ILEGITIMAS

35 rue Fabry
4000 - Liège- Belgique

00324 226 62 85
info@cadtm.org

cadtm.org