Sudáfrica

Sudáfrica: Las deudas odiosas generadas por las centrales eléctricas a carbón

4 de octubre por Eric Toussaint


En Sudáfrica, las deudas públicas han vuelto recientemente a la actualidad debido a un gran debate nacional sobre el futuro de Eskom, la empresa pública de producción y distribución de electricidad.

Es importante señalar que una parte de la población sudafricana, la más pobre, no tiene nada fácil el acceso a la electricidad. En las townships, muchos habitantes recurren a empalmes eléctricos caseros. Otros se organizan para restablecer la corriente cuando los enviados de Eskom les cortan la electricidad por falta de pago de la factura. Pero al mismo tiempo, más del 40 % de la energía eléctrica es consumida por solamente 30 grandes empresas, principalmente del sector minero y de la metalurgia (Véase el memorando de Energy Intensive User Group of Southern Africa (EIUG), su lobby Lobby
Lobbies
Los lobbies son grupos de presión de interés privado, que defienden la mayor parte del tiempo los intereses de grupos industriales o financieros. Se cuentan unos 40.000 lobbistas en Washington
que desea la privatización: http://www.nersa.org.za/Admin/Docum...)

Carte des centrales de production d’énergie d’Eskom (Source : www.eskom.co.za)

La mayor parte de la energía eléctrica producida en Sudáfrica utiliza como combustible el carbón. Eso es evidentemente muy perjudicial para el medio ambiente y para la salud pública. Dos enormes nuevas centrales a carbón están en construcción, la central de Medupi y la de Kusile, representando un coste financiero enorme. La transnacional japonesa Hitachi encargada de la construcción no respeta el calendario ni el presupuesto inicial. Por el contrario, esa empresa paga sobornos a gran escala para conservar el apetitoso contrato.

El Banco Mundial Banco mundial Creado en 1944 en Bretton Woods en el marco del nuevo sistema monetario internacional, el Banco posee un capital aportado por los países miembros (189 miembros el año 2017) a los cuales da préstamos en el mercado internacional de capitales. El Banco financia proyectos sectoriales, públicos o privados, con destino a los países del Tercer Mundo y a los países antes llamados socialistas. Se compone de las siguientes tres filiales.

Mas...
otorgó un préstamo de 3.700 millones de dólares para financiar la construcción de Medupi. Por su parte, el Banco Chino de Desarrollo hizo un préstamo de 2.500 millones de dólares para la central de Kusile y uno de 1.500 millones de dólares para la misma central de Medupi. La deuda Deuda Deuda multilateral La que es debida al Banco Mundial, al FMI, a los bancos de desarrollo regionales como el Banco Africano de Desarrollo y a otras organizaciones multilaterales como el Fondo Europeo de Desarrollo.
Deuda privada Préstamos contraídos por prestatarios privados sea cual sea el prestador.
Deuda pública Conjunto de préstamos contraídos por prestatarios públicos. Reescalonamiento. Modificación de los términos de una deuda, por ejemplo modificando los vencimientos o en relación al pago de lo principal y/o de los intereses.
total de Eskom se elevaría a 33.000 millones de dólares, o sea sería descomunal. El gobierno acaba de realizar un nuevo empréstito internacional para refinanciar la deuda de Eskom, que está al borde de la suspensión de pagos. El gobierno de la ANC decidió dividir la empresa en tres entidades separadas, que preparan el camino a una privatización total o parcial. La derecha desea una privatización rápida. Los movimientos sociales, entre ellos los sindicatos, desean el mantenimiento del estatus público de la producción de electricidad y la anulación de las deudas de Eskom identificadas como ilegítimas. Muchos movimientos, entre ellos la AIDC y sus socios, piden que se abandone la producción de energía eléctrica a partir del carbón y de la energía nuclear, así como la puesta en marcha de un amplio programa de transición energética que sea generador de empleos decentes y respetuosos del medio ambiente.

En cuanto a la energía nuclear, el expresidente Jacob Zuma había lanzado un proyecto de desarrollo del parque nuclear sudafricano que, felizmente, provocó una fuerte y generalizada oposición. Proyectaba construir de seis a ocho reactores nucleares con una capacidad total de 9.600 MW. La adquisición de esos nuevos reactores habría representado un coste de cerca de 1 billón de rands (cerca de 70.000 millones de euros). Y eso habría aumentado fuertemente la deuda pública del país. Rusia, Francia, Corea del Sur y Estados Unidos presionaban al gobierno de la ANC para que les enviaran sus pedidos. Ese proyecto del parque nuclear finalmente fue dejado de lado. [1]

El futuro de Eskom provoca un gran debate nacional. Véase en inglés un muy interesante debate televisado de dos horas realizado por la cadena pública SABC el 24 de marzo de 2019: https://www.youtube.com/watch?v=ZVbSnwLRfC4. Irvin Jim, dirigente de NUMSA y del nuevo Partido obrero socialista revolucionario participó en ese debate así como Patrick Bond. Este último cuestionó la deuda contraída por Eskom con el Banco Mundial (Véase su artículo para más detalles sobre Eskom: https://www.counterpunch.org/2019/02/27/budgeting-for-black-out-in-south-africa/).

Makoma Lekalakala, dirigente del movimiento ecologista EarthlifeAfrica, propugna la necesidad de una transición energética con el fin de abandonar a la vez el carbón y la energía nuclear. Diferentes propuestas muestran claramente que se podrían crear cientos de miles, incluso un millón, de puestos de trabajo en el marco de una ambiciosa transición energética.

Para el CADTM, la deuda pública contraída por un gobierno que opta por continuar produciendo energía eléctrica a partir del carbón o/y de la energía nuclear es ilegítima. Esa deuda, además, es odiosa porque fue contraída contra el interés Interés Cantidad pagada como remuneración de una inversión o percibida por un prestamista. El interés se calcula sobre la base de la cantidad de capital invertido o prestado, de la duración de la operación y del último tipo aplicado en ese momento. de la población del planeta. Los prestamistas sabían perfectamente que el dinero que ponían a disposición de Eskom era utilizado para realizar centrales que usan carbón como combustible. Además, son cómplices de la corrupción que reina alrededor de los grandes contratos de Eskom.

El gobierno conoce perfectamente los daños que genera la prosecución de la producción de electricidad con carbón. Un informe sobre las centrales a carbón de Eskom indica que en un período de 21 meses (abril de 2016 a diciembre de 2017) hubo 3.200 episodios de superación de los límites de emisión de dióxido de azufre (SO2) y de óxidos de nitrógeno (NOx). Ranajit (Ron) Sahu, consultor independiente, escribió en ese informe del 15 de noviembre de 2018:

«Examiné los informes de seguimiento mensual (en papel) de 17 centrales a carbón y a gas de Eskom en un período de estudio de 21 meses (abril de 2016 a diciembre de 2017). Según mi examen, y después de haber excluido las centrales a gas por datos incompletos, llegué a la conclusión que las centrales a carbón superaron, en 3.200 ocasiones, los límites cotidianos aplicables del permiso de emisiones atmosféricas para las partículas, óxido de azufre (SO2) y óxidos de nitrógeno (NOx).» (Véase « Eskom Power Station Exceedances of Applicable Atmospheric Emission License (AEL) Limit Values for PM, SO2&NOx During April 2016 to December 2017 » https://www.ee.co.za/wp-content/uploads/2019/02/Eskom-plant-exceedances-of-AEL-Limits-Ron-Sahu-Nov-15-_final.pdf).

Según un estudio realizado por la propia empresa Eskom, la contaminación producida por 13 de sus centrales a carbón produce anualmente 333 muertes prematuras, lo que representa un coste para la salud pública de más de 1.000 millones de euros por año (« Emissions from 13 of Eskom’s 15 coal-fired power stations cause 333 premature deaths per year at a health cost of R17.6 billions. »https://www.iol.co.za/saturday-star/eskom-emissions-bring-early-death-18283648

Además, los contratos financiados por los préstamos del Banco Mundial, o por otros bancos u otros prestamistas, que compran títulos soberanos sudafricanos están señalados por la ejecución de actos ilegales evidentes: corrupción, sobrefacturación, el no respeto del pliego de condiciones, etc. Todos esos actos están comprobados.

Conclusión:

Ya es hora de cuestionar el pago de la deuda pública generada por la producción de energía eléctrica con combustibles fósiles, o energía nuclear. El combate por la anulación de esa deuda odiosa Deuda odiosa Según la doctrina jurídica de la deuda odiosa, teorizada por Alexander Sack en 1927, una deuda es «odiosa» cuando reúne dos condiciones esenciales:

1.- La ausencia de beneficio para la población: la deuda no fue contraída a favor del interés del pueblo y del Estado, sino en contra de esos intereses, y/o a favor del interés personal de los dirigentes y de las personas próximas al poder.

2.- La complicidad de los prestamistas: Los acreedores sabían (o tenían la capacidad de saber) que los fondos prestados no beneficiarían a la población.

Para Sack, la naturaleza despótica o democrática de un régimen no debía tenerse en cuenta. Una deuda contraída por un régimen autoritario debe, según Sack, ser reembolsada si ésta sirve a los intereses de la población. Un cambio de régimen no autoriza el cuestionamiento de la obligación que tiene el nuevo régimen de pagar las deudas del gobierno precedente, salvo si éstas fueran odiosas.

[Extractos] del Tratado jurídico y financiero por Alexander Nahum Sack, ex profesor agregado a la Facultad de Derecho de la Universidad de Petrogrado.

A partir de esta definición «conservadora» de deuda odiosa, otros juristas y movimientos sociales, como el CADTM, ampliaron esta definición teniendo en cuenta, especialmente, la naturaleza del régimen que contrae la deuda y la consulta que se hace, o no se hace, a los parlamentos nacionales para la aprobación o la concesión del préstamo.

De manera especial, citemos la definición de deuda odiosa utilizada por la Comisión para la verdad sobre la deuda griega, que se apoya, a la vez, en la doctrina de Sack, y también en los Tratados internacionales y los principios generales del derecho internacional.

Así que una deuda odiosa responde a:

1.- Una deuda contraída en violación a los principios democráticos, que comprende el asentimiento, la participación, la transparencia y la responsabilidad, y ha sido empleada contra los más altos intereses de la población del Estado deudor, mientras el acreedor sabía, o tenía capacidad de saber, lo precedente.

O a lo siguiente:

2.- Una deuda que tiene por consecuencia negar los derechos civiles, políticos, económicos, sociales y culturales de la población, mientras el acreedor sabía, o tenía capacidad para saber, lo precedente.
debería ir junto al de la creación de un amplio programa de generación de empleos favorables a la transición energética. Es posible descentralizar la producción de energía transfiriéndola completamente al dominio público y utilizando fuentes renovables, y no fósiles, especialmente a partir de la energía solar.




Notas

[1A pesar de los costes exorbitantes, los riesgos de seguridad, los ambientales y todos los problemas que se deben solventar para obtener esa tecnología, y en la época que muchos países se están librando de la energía nuclear, esta energía, en África, hace soñar a los gobiernos y a los capitalistas. Países como Argelia, Marruecos, Túnez, Egipto, Ghana, Kenia, Uganda, Zambia, Níger, Nigeria y Sudán expresaron sus intenciones de conseguir producir energía nuclear. «En 2015, Egipto anunció oficialmente que Rusia construía una primera central nuclear de 1.000 MW en El-Dabaa, en el desierto líbico por 4.000 millones de dólares y que será operacional en el horizonte de 2015, al mismo tiempo que otra central construida también por la empresa rusa Rosatom en Nigeria.» Fuente: http://www.rfi.fr/afrique/20180910-afrique-lance-energie-atomique-nucleaire

Eric Toussaint

doctor en Ciencias políticas de la Universidad de Lieja y de la Universidad de París VIII, es el portavoz del CADTM Internacional y es miembro del Consejo Científico de ATTAC Francia.
Es autor de diversos libros, entre ellos: Sistema Deuda. Historia de las deudas soberanas y su repudio, Icaria Editorial, Barcelona 2018; Bancocracia Icaria Editorial, Barcelona 2015; Una mirada al retrovisor: el neoliberalismo desde sus orígenes hasta la actualidad, Icaria, 2010; La Deuda o la Vida (escrito junto con Damien Millet) Icaria, Barcelona, 2011; La crisis global, El Viejo Topo, Barcelona, 2010; La bolsa o la vida: las finanzas contra los pueblos, Gakoa, 2002. Es coautor junto con Damien Millet del libro AAA, Audit, Annulation, Autre politique, Le Seuil, París, 2012.
Coordinó los trabajos de la Comisión de la Verdad Sobre la Deuda, creada por la presidente del Parlamento griego. Esta comisión funcionó, con el auspicio del Parlamento, entre abril y octubre de 2015. El nuevo presidente del Parlamento griego anunció su disolución el 12 de noviembre de 2015.

Otros artículos en español de Eric Toussaint (640)

0 | 10 | 20 | 30 | 40 | 50 | 60 | 70 | 80 | ... | 630

Traduccion(es)

CADTM

COMITE PARA LA ABOLICION DE LA DEUDAS ILEGITIMAS

35 rue Fabry
4000 - Liège- Belgique

00324 226 62 85
info@cadtm.org

cadtm.org