Foro Social Mundial: Los pueblos del Sur son los Verdaderos Acreedores

4 de marzo de 2005 por Cristiano Morsolin


En el Foro Social Mundial de Porto Alegre revertimos la idea que nosotros pueblos del Sur del Mundo somos deudores de la deuda Deuda Deuda multilateral La que es debida al Banco Mundial, al FMI, a los bancos de desarrollo regionales como el Banco Africano de Desarrollo y a otras organizaciones multilaterales como el Fondo Europeo de Desarrollo.
Deuda privada Préstamos contraídos por prestatarios privados sea cual sea el prestador.
Deuda pública Conjunto de préstamos contraídos por prestatarios públicos. Reescalonamiento. Modificación de los términos de una deuda, por ejemplo modificando los vencimientos o en relación al pago de lo principal y/o de los intereses.
externa desde una posición del pensamiento critico; tomamos conciencia que somos los verdaderos acreedores
’: las palabras del premio Nóbel por la Paz Adolfo Pérez Esquivel sintetizan la evaluación de la campana por la anulación de la deuda externa promovida por la red continental JUBILEO SUR/ AMERICAS (www.jubileesouth.org) con respecto a la Asamblea regional realizada en Porto Alegre (23-25 de enero del 2005) y al debate animado en el Foro Social Mundial. En Buenos Aires la red argentina DIALOGO 2000 y Jubileo Sur-
Américas (que tiene la secretaria continental en Buenos Aires, coordinada por Beverly Keene) organizo un encuentro de reflexión y evaluación, el jueves 17 de febrero del 2005.

En el documento final elaborado por JUBILEO SUR / Américas se evidencia que ’en el marco del V Foro Social Mundial, nos reunimos representantes de diversos movimientos, organizaciones y redes sociales de 16 países de Latinoamérica y el Caribe en la II Asamblea de Jubileo Sur/Américas, para debatir propuestas de acción Acción Título mobiliario emitido por una sociedad de acciones. Este título representa una fracción del capital social. En particular otorga a su titular (el accionista) el derecho a percibir una parte de los beneficios distribuidos (el dividendo) y de participar en las asambleas generales de la empresa. y una agenda común frente a la grave problemática de endeudamiento que afecta a los pueblos de la región y de
todo el Sur.

Vemos hoy, igual como hemos visto desde el nacimiento de Jubileo Sur en Sudáfrica en 1999, que a lo largo de nuestro continente se sigue cobrando, y los gobiernos de nuestros países siguen pagando, una ilegítima, ilegal y odiosa Deuda Externa. Vemos además, que esa supuesta deuda financiera
continúa aumentándose, a pesar de todo lo pagado, y que a la par se incrementa cada día más la gran deuda social, ecológica e histórica que las instituciones financieras internacionales, los gobiernos de los países del Norte, las grandes corporaciones transnacionales y sus cómplices en nuestros países, tienen con nosotras y nosotros.

Frente a esta realidad, exigimos la inmediata e incondicional cancelación de la deuda externa, la sanción de los responsables de su fraudulento crecimiento y la restitución y reparación de todo lo saqueado desde hace ya
más de 500 años.

Los llamados acreedores, incluyendo a las Instituciones Financieras Internacionales (IFIs) como el FMI FMI
Fondo monetario internacional
El FMI nace, el mismo día que la Banca mundial, con la firma de los acuerdos de Bretton Woods. En su origen el rol del FMI era defender el nuevo sistema de cambios fijos instaurado.

A la finalisación de estos acuerdos (1971), el FMI es mantenido y se transforma paulatinamente en el gendarme y el bombero del capitalismo mundialisado : gendarme cuando impone los programas de ajuste estructural ; bombero cuando interviene financiaramente para sostener los países tocados por una crisis financiera.

Su modo de decisión es el mismo que el del Banco mundial y se basa sobre una repartición del derecho de voto en proporción a los aportes de cotisación de los países miembros. Estatutariamente es necesario el 85% de los votos para modificar la Carta del FMI (los EE.UU. poseen una minoria de bloqueo dado a que posees el 16,75 % de voces). Cinco países dominan : Los EE.UU. (16,75 %), el Japon ( 6,23 %), la Alemania (5,81%), Francia (4,29 %), y Gran Bretaña (4,29%). Los otros 177 Estados miembros estan divididos en grupos dirigidos, cada vez, por un país. El grupo más importante (6,57%) esta dirigido por Belgica. El grupo menos importante (1,55% de voces) precidido por el Gabon (países africanos).

Su capital está compuesto del aporte en divisas fuertes (y en monedas locales) de los países miembros. En función de este aporte, cada miembro se ve favorecido con Derechos Especiales de Giro (DEG) que son de hecho activos monetarios intercambiables libre e inmediatamente contra divisas de un tercer país. El uso de estos DEG corresponde a una política llamada de estabilización a corto plazo de la economía, destinada a reducir el déficit presupuestario de los países y a limitar el crecimiento de la masa monetaria. Esta estabilización constituye frecuentemente la primera fase de intervención del FMI en los países endeudados. Pero el FMI considera que en adelante es tarea suya (tras el primer choque petrolero de 1974-1975) actuar sobre la base productiva de las economías del Tercer Mundo reestructurando sus sectores internos; se trata de una política de ajuste a más largo plazo de la economía. Lo mismo sucede con los países llamados en transición hacia una economía de mercado. (Norel y Saint-Alary, 1992, p. 83).

Sitio web :
, el Banco Mundial Banco mundial Creado en 1944 en Bretton Woods en el marco del nuevo sistema monetario internacional, el Banco posee un capital aportado por los países miembros (189 miembros el año 2017) a los cuales da préstamos en el mercado internacional de capitales. El Banco financia proyectos sectoriales, públicos o privados, con destino a los países del Tercer Mundo y a los países antes llamados socialistas. Se compone de las siguientes tres filiales.

Mas...
y el BID, no han escatimado estrategias para cobrar lo que dicen que les debemos. Siguen adelante con sus políticas de sometimiento a nuestros países a las leyes de
los mercados con ajustes estructurales, privatizaciones y chantajes múltiples. En particular, han reforzado su utilización de los procesos de endeudamiento como herramienta de extorsión para lograr aprobación de los
Tratados de Libre Comercio que pretende implementar los Estados Unidos, sobre todo en este momento en Centroamérica, Haití, República Dominicana y la región andina. Estas imposiciones van acompañadas además de una creciente militarización de la región, con el Plan Colombia, el Plan Puebla Panamá y la reciente intervención militar en Haití, con el repudiable apoyo y envió
de tropas de los gobiernos de muchos países de la región, entre ellos Argentina, Brasil y Chile.

Todas estas piezas son parte de un mismo plan de dominación imperialista, constituyéndose así la deuda externa en un factor determinante del sometimiento de nuestros pueblos a los intereses de los grandes grupos económicos y del capital concentrado.

Pero así también vemos, desde el Río Grande en México hasta la Patagonia argentina, la lucha de nuestros pueblos, con la Cuba solidaria que resiste un criminal bloqueo desde hace mas de 40 años, con un Haití ocupado pero que
no pierde su dignidad, con una América Central movilizada contra los TLC, con un Brasil que lucha por la reforma agraria, con una Venezuela que defiende su soberanía y un pueblo colombiano que se une contra la militarización y la presencia creciente de tropas de EEUU. Todos los pueblos
hermanados en una misma lucha por la vida, la dignidad y la esperanza de construir ese otro mundo posible.

Pero nada nuevo se puede construir si continuamos pagando una Deuda Externa que cuanto más pagamos, más debemos, a costa de la vida de millones de personas. En realidad somos nosotros y nosotras los acreedores de una gran deuda histórica Deuda histórica Es la deuda contraída fundamentalmente durante el colonialismo con los países y pueblos pertenecientes a las antiguas colonias, por la invasión y conquista de sus territorios, así como por la explotación de sus poblaciones y recursos. En la actualidad, esa deuda continúa acumulándose a través de las acciones de las empresas transnacionales, las políticas comerciales y migratorias y otras instituciones supranacionales como el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial o la Organización Mundial del Comercio.

Incluiría entre otros aspectos : Expolio de recursos naturales ; Genocidios ; Esclavitud ; Exterminio cultural y religioso
, social, ecológica y cultural, que debe ser saldada. Lasinstituciones, gobiernos y corporaciones financieras del Norte, nos deben a los pueblos del Sur. Debemos asumirnos como acreedores y romper con el discurso hegemónico de que somos ’deudores’. Amén de su ilegitimidad, ya hemos pagado varias veces eso que llaman ’deuda externa’. Es hora que se salde la verdadera deuda que se tiene con los niños y niñas desnutridos, los ancianos sin sustento, la juventud sin trabajo, los campesinos y pueblos originarios expulsados de sus tierras, con los miles y miles que sufren hambre frente a la opulencia indignante de riquezas de unos pocos.’

Beverly Keene, coordinadora continental de Jubileo Sur Américas lanza un llamado ’a los diferentes movimientos populares y organizaciones sociales a sumarse a la lucha por el inmediato e incondicional repudio y anulación de
la Deuda Externa, contra la militarización, la guerra y los Tratados de Libre Comercio y a favor del pleno respeto a la Vida y la autodeterminación de los pueblos. Por un milenio libre de deudas y dominación, invitamos a todos y todas a sumarse a estas acciones de lucha por el no pago de la deuda externa y la restauración y reparación de la deuda ecológica Deuda ecológica Es la obligación de restitución contraída como consecuencia de la degradación del medio ambiente y la bio-diversidad, de la emisión de residuos, así como del agotamiento, apropiación y control de los recursos naturales, animales y de conocimientos ancestrales.

Englobaría, entre otros aspectos : Destrucción de la biodiversidad y los ecosistemas por su sobreexplotación ; Deuda del carbono ; Exportación de residuos ; Biopiratería
y social
’.

En la misma perspectiva, se coloca el llamado de la Asamblea mundial de los
Movimiento sociales reunidos en Porto Alegre el 31 de enero del 2005 para
trabajar juntos una campana por la INMEDIATA e INCONDICIONAL CANCELACION de
la DEUDA EXTERNA y ilegitima de los países del Sur, comenzando con los
países victimas del tsunami y otros que han sufrido terribles desastres y
crisis en los meses recientes. Apoyamos a los Movimientos Sociales del Sur
que se declararen ACREEDORES de las deudas históricas, sociales y
ecológicas. Exigimos el reconocimiento internacional de estas deudas para
detener su incremento, y la restauración de nuestros ecosistemas y el
resarcimiento a los pueblos. Exigimos cesar la ejecución de proyectos y
’acuerdos de integración’ que faciliten el saque de recursos naturales en
los países del Sur. Apoyamos la exigencia de los Movimientos sociales de
campesinos y pescadores de las áreas afectadas por el Tsunami a fin de que
los recursos para la emergencia y rehabilitación sean administradas
directamente por las comunidades locales y así evitar nuevas deudas,
colonización y militarización
’.

Asamblea de acreedores

Aurora Donoso Game, militante ecuatoriana de Acción Ecológica, integrante de
la Alianza de los Pueblos del Sur Acreedores de la Deuda Ecológica presenta
la Asamblea de los Acreedores realizada el 29 de enero en Porto Alegre, que
constituye una importante etapa de desarrollo de un proceso que se
fortaleció con el Tribunal Internacional de los Pueblos en 2002 y el
Tribunal por la soberanía alimentaría - Juicio al Banco Mundial y Banco
Interamericano de Desarrollo por su deuda ecológica con los países y pueblos
de América Latina, en el marco del Foro social de las Américas, realizado en
Quito en julio del 2004.

’La Asamblea se inició con música del artista Noel de Filipinas sobre deuda
externa: ’NO DEBEMOS, NO PAGAMOS’ y poemas de Nnimmo Bassey que clamaba: ’JUSTICIA AHORA - NO RECONCILIACION SIN JUSTICIA’.

Las distintas secciones de la Asamblea se intercalaron con artistas que
voluntariamente participaron, entre ellos Manuel Argudín de la Nueva Trova
Cubana.

Adolfo Pérez Esquivel instaló la Asamblea ’Llegamos al V Foro Social
Mundial, y llevamos ya mucho tiempo debatiendo sobre el problema de la
deuda, injusta e impuesta que nos obligan a pagar. Tenemos grandes
desafíos... el principal es cambiar el pensamiento... pasar de deudores a
acreedores... nosotros no debemos, nos deben’.

Vinod Raina expuso los argumentos de la deuda histórica social y ecológica:
’Países como Perú, Brasil, India... ¿cual era su situación hace 500 años?
¿Quién era rico entonces y quien lo es ahora? ¿Cómo se hicieron ricos los
países que ahora lo son? Se hicieron ricos apropiándose de nuestra agua,
nuestros recursos, nuestras riquezas. De esto se trata la deuda ecológica,
se trata de restituir lo que ha sido expoliado durante más de 500 años. Se
trata de decirles NOSOTROS SOMOS LOS ACREEDORES, USTEDES SON LOS DEUDORES’

Instalada la Asamblea se presentaron 29 testimonios relacionadas es las
deudas del FMI, BM, BID y distintas Transnacionales con los países del Sur.

Testimonios

Miguel Palacín de la CONACAMI del Perú (Coordinación nacional de comunidades
afectadas por la minería) expuso sobre la deuda ecológica y social de las
transnacionales mineras en Perú (en donde operan 11 transnacionales
mineras). Sobre minería se recibieron además testimonios de casos en Níger,
República Dominicana (lugar en el que operaba una transnacional canadiense,
luego una de EEUU y ahora China). Por su parte Víctor Nzuzi del CDTM expuso
sobre la deuda histórica de Bélgica con el Congo y los impactos sociales y
ambientales de la explotación de cobre y uranio. En relación a la
explotación petrolera, Betsi Santi presentó el caso de Sarayacu en Ecuador.

Se presentaron también casos de deuda ecológica y social de las
transnacionales que producen agrotóxicos y su uso en monocultivos como el de
eucalipto en Mina Gerais en Brasil. Así también Magda Lanuza expuso sobre la
deuda de Dow Chemical y Shell que exportaron a principios de los 80
pesticidas prohibidos en el norte y que se utilizaron en las plantaciones
bananeras en Nicaragua. Mercedes Canesse del Foro Popular de Energía, y
Magui Balbuena en representación de asociaciones campesinas presentaron el
caso de la Soya Transgénica en Paraguay. Patricia Bravo de RAPAL expuso
sobre la deuda social y ecológica por el uso de agrotóxicos en América
Latina.

Peter Segura por su parte expuso sobre la destrucción de manglares por la
industria camaronera en su Provincia así como la propuesta de construir un
megaproyecto turístico que ocupará 82.000 has. en esta misma zona del
Ecuador. Iván Correa de Asprosig presentó en la Asamblea el caso del
Megaproyecto Hidroeléctrico Urrá, de las camaroneras y monocultivos
forestales en Colombia. Iván Broida de Jubileo Sur en Puerto Rico denunció
la deuda social y ecológica de las de las bases militares estadounidenses en
Puerto Rico, además de la deuda histórica de España y EEUU con su país. Por
su parte la representante de la Marcha Mundial de las Mujeres en Colombia
denunció sobre la deuda odiosa Deuda odiosa Según la doctrina jurídica de la deuda odiosa, teorizada por Alexander Sack en 1927, una deuda es «odiosa» cuando reúne dos condiciones esenciales:

1.- La ausencia de beneficio para la población: la deuda no fue contraída a favor del interés del pueblo y del Estado, sino en contra de esos intereses, y/o a favor del interés personal de los dirigentes y de las personas próximas al poder.

2.- La complicidad de los prestamistas: Los acreedores sabían (o tenían la capacidad de saber) que los fondos prestados no beneficiarían a la población.

Para Sack, la naturaleza despótica o democrática de un régimen no debía tenerse en cuenta. Una deuda contraída por un régimen autoritario debe, según Sack, ser reembolsada si ésta sirve a los intereses de la población. Un cambio de régimen no autoriza el cuestionamiento de la obligación que tiene el nuevo régimen de pagar las deudas del gobierno precedente, salvo si éstas fueran odiosas.

[Extractos] del Tratado jurídico y financiero por Alexander Nahum Sack, ex profesor agregado a la Facultad de Derecho de la Universidad de Petrogrado.

A partir de esta definición «conservadora» de deuda odiosa, otros juristas y movimientos sociales, como el CADTM, ampliaron esta definición teniendo en cuenta, especialmente, la naturaleza del régimen que contrae la deuda y la consulta que se hace, o no se hace, a los parlamentos nacionales para la aprobación o la concesión del préstamo.

De manera especial, citemos la definición de deuda odiosa utilizada por la Comisión para la verdad sobre la deuda griega, que se apoya, a la vez, en la doctrina de Sack, y también en los Tratados internacionales y los principios generales del derecho internacional.

Así que una deuda odiosa responde a:

1.- Una deuda contraída en violación a los principios democráticos, que comprende el asentimiento, la participación, la transparencia y la responsabilidad, y ha sido empleada contra los más altos intereses de la población del Estado deudor, mientras el acreedor sabía, o tenía capacidad de saber, lo precedente.

O a lo siguiente:

2.- Una deuda que tiene por consecuencia negar los derechos civiles, políticos, económicos, sociales y culturales de la población, mientras el acreedor sabía, o tenía capacidad para saber, lo precedente.
que se está adquiriendo en Colombia para
gastos militares, todo esto ligado a los tratados de libre comercio y a las
condiciones del Banco Mundial. La Red Brasil sobre Instituciones Financieras
Multilaterales denunció un préstamo del BM por 500 millones de dólares para
crear ’estabilidad monetaria’ en el Brasil y con ello el BM ganó control
sobre las políticas públicas inclusive ambientales. Casos de este tipo así
como relacionados a la deuda social, como la generada en la crisis Argentina
se fueron presentando. Vale resaltar la exposición de Dora Contiñas, de
Madres de Mayo quien expresó: ’Si somos acreedores, que precio tan caro
hemos pagado para ser ahora los acreedores’. ’El Operativo Cóndor fue la
antesala de esta imposición de la deuda y el libre comercio, lo que permitió
introducir las políticas neoliberales en el cono sur de América latina. Fue
para sacar de en medio a hombres y mujeres que luchaban contra el
neoliberalismo’.

Fue importante el testimonio de Humberto Cholango, Presidente del
Ecuarunari, uno de los principales líderes del movimiento indígena del
Ecuador quién expresó: ’Desde hace muchos años venimos luchando, diciendo
que no debemos. Este grito debe convertirse en una esperanza. Esta esperanza
debemos convertirla en gigantes ríos invencibles, para decir bien alto que
no debemos, y que son ellos los que tienen que pagar por toda la deuda’ .

Haití: invasión y deuda

Otro caso emblemático es lo de Haití, que fue presentado por Camille
Chalmers, Director de la Plataforma por el Desarrollo Alternativo de Haití
PAPDA (www.papda.org), docente universitario torturado durante el golpe del
1992.

’Hoy el pueblo hermano de Haití se encuentra sumergido en una profunda
crisis, con ausencia de medios y servicios básicos para el desarrollo de la
vida humana junto a la falta del orden publico, debiendo afrontar una
situación terrible y profundamente dolorosa a causa de múltiples factores.
Por ejemplo los desastres climáticos: las inundaciones y las tormentas
huracanadas dejaron un saldo de mas de 3000 personas muertas, unas 300 mil
perdieron sus viviendas y poblaciones enteras quedaron aisladas,
incomunicadas sin alimentos, agua y medicamentos. La crisis política social
e institucional es agravada tras el secuestro del presidente. A los factores
estructurales económico-sociales se agregan otros de tipos coyunturales: El
actual gobierno provisional Alexander Latortue carece de legitimidad. Hay
incremento de la violencia y generalización de la inseguridad ciudadana
(ataques armados, asesinatos, asaltos). Haití fue el primer país libre de
esclavitud y el primero de América Latina y el Caribe en haber declarado su
independencia en 1804. Pero este ano, en vez de estar celebrando el
bicentenario de su emancipación, el suelo de Haití esta otra vez manchado
por una ocupación militar sui generis que se parece mucho a un experimento
de laboratorio. En febrero del 2004 tras el creciente estado de violencia,
el aumento de los conflictos y los pedidos de renuncia en un ambiente de
rechazo general hacia el gobierno de Jean Aristide, las tropas militares de
Estados Unidos y Francia ingresaron al país y forzaron la salida del
presidente (junto con la presión de un grupo de ex militares del antiguo
ejercito y de las llamadas bandas rebeldes) denegando al pueblo de Haití el
derecho a su propia autodeterminación en clara violación del derecho
internacional. Meses mas tarde el Consejo de Seguridad de las Naciones
Unidas resolvió con el impulso de los Estados Unidos, enviar una misión
compuesta por fuerzas militares de distintos países determinando que ’la
situación en Haití constituye una amenaza a la paz y la seguridad de la
región’. La situación política y social de Haití fue empeorando durante la
aplicación dogmática de un plan de ajuste impuesto por las Instituciones
Financieras Internacionales que destruyo gran parte de su economía. La
ocupación de Haití es también económica: desde que Francia impuso una
indemnización por la liberación de su ex colonia hace 200 anos, hasta el día
de hoy, el pueblo haitiano no ha dejado de vivir saqueos, embargos,
invasiones y ocupaciones. La población haitiana sigue brindando tributo a
los invasores, a través del pago de una Deuda Externa ilegitima ya saldada
con creces y la reestructuración obligada de su economía conforme a las
condiciones impuestas por las instituciones financieras internacionales
(FMI, BM, BID) y los llamados acreedores y donantes.

Haití es el país mas empobrecido del hemisferio occidental y uno de los más
pobres entre los países del Sur. Para alcanzar los objetivos de desarrollo
acordados internacionalmente para el 2015, Haití necesita tanto la total
cancelación de la deuda (que en enero del 2003 era de 1.248 millones de
dólares pero el 4de enero del 205 el gobierno de Haití ha versado al Banco
Mundial 52.6 millones de dólares) como la reparación de todo lo saqueado.

Por acompañar el pueblo haitiano en su lucha por la vida, a
autodeterminación y la Paz en el Foro Social Mundial hemos lanzado la
propuesta de una misión internacional de la sociedad civil latinoamericana
para verificar la situación en Haití que se realizará en final de marzo del
2005.’

Comentarios

El debate animado en la Asamblea regional de Jubileo Sur/Américas y en los
diferentes talleres del FSM fue muy interesante por la participación
heterogénea de militantes campesinos de Paraguay, indígenas de Perú y
Ecuador, economistas de Argentina y Nicaragua, académicos de Cuba y Haití,
feministas de Colombia y Ecuador, misioneros de Argentina, Porto Rico y
España, etc.

Héctor Arenas, redactor de ’Le Monde Diplomatique, edición de Colombia’ y
animador de la campaña Grito de los Excluidos, capitulo Colombia, comenta
que ’en primer lugar considerar la asamblea de Jubileo Sur como un espacio
de invaluable importancia por su capacidad de nuclear la asombrosa
diversidad que resiste a la deuda.

Una situación adversa es que la deuda sigue sin ser publica y
mayoritariamente reconocida como un macabro mecanismo de juzgamiento con el
que no solo han impuesto una carga terrible sobre los pueblos del sur , sino
que han pretendido -inútilmente , pero con un inconcebible sufrimiento
humano - inocular una forma de pensar , sentir y valorar fundada en el
egoísmo e intentando aniquilar las múltiples y riquísimas expresiones de
vida comunitaria , de solidaridad y cooperación que desarrollado durante
milenios los pueblos.

La labor de desnudar, de revelar como la deuda funciona como un implacable
mecanismo imperial, tiene todo el valor del mundo en una fase en la
continuidad misma de la vida se decide en el terreno de una conciencia
amplia que comprenda el devenir suicida del modelo demencial que pretenden
imponer al mundo ahora con el uso abierto de la fuerza y la potencia
destructiva.

Este año, al tener en la Habana la reunión conmemorativa de mas de veinte
años en que se anuncio y se previno sobre la impagabilidad y sobre las
monstruosas consecuencias que tendría para los pueblos la vigencia de una
deuda ideada para sojuzgar , cobra inmenso valor la iniciativa de jubileo
sur de pasar del no pago a la acreencia directa e inmediata para comenzar la
labor de curar los estragos producidos en tantos años de saqueo y bárbara
condena de los pueblos del sur al hambre y la miseria.

Este tiempo decisivo exige multiplicar la comunicación de verdades que
horaden el manto de mentiras y confusión en que sostienen sus mecanismos de
dominación y expolio. Exige la construcción de la unidad con base en la
comunicación sincera y explicita de los valores que defendemos. Articular
las redes de redes existentes es un proceso que irrumpe casi de manera sobre
natural como una forma en la que la vida misma, la tierra misma resiste el
designio de destrucción en marcha’.

El Obispo argentino Angel Furlan (ex Coordinador de la Conferencia episcopal
latinoamericana de la Federación Luterana Mundial, hoy coordinador en Buenos
Aires del Programa de incidencia sobre Deuda Externa Ilegitima en América
Latina - www.ielu.org) subraya que ’la asamblea de Jubileo fue una
experiencia muy rica. Si bien las tareas y las perspectivas de las distintas
organizaciones son diversas se pudo ver claramente y en todo momento el
objetivo común y la convergencia en las propuestas programáticas. Jubileo es
un excelente espacio para aunar esfuerzos en la lucha contra una deuda
ilegítima, inmoral e insoportable que ha sido impuesta a nuestros pueblos.
Veo muy valioso el hecho que la asamblea fuese abierta sin las limitaciones
o trabas de una organización de superestructura. Si bien, desde nuestras
iglesias en el continente, hemos colaborado en el pasado, esta es nuestra
primera experiencia en participar de una asamblea de Jubileo y como decía,
fue una experiencia muy enriquecedora, desde el primer momento nos hemos
sentido incluidos y como si todos nos hubiéramos conocido ya por largo
tiempo. Además de las presentaciones, todas buenas, fue muy bueno el
compartir información y darnos ánimo unos a otros para seguir adelante en la
lucha.

En cuanto al Foro, en todos los seminarios y talleres relacionados con el
tema deuda de los que participé, se podía ver esta misma convergencia. Desde
distintos matices pero con la misma firmeza estamos de acuerdo en que la
deuda no es legítima y por lo tanto no debe ser pagada. Los países afectados
por el tsunami deben recibir la inmediata cancelación de toda deuda, no como
acto de beneficencia pero como acto de justicia, y a estos deben seguirle
todos otros países en situación de deuda ilegítima. En algunos casos, como
el de la Argentina, la deuda no sólo es ilegal, usuraria e ilegítima,
también es una deuda odiosa cuyo origen está unido indisolublemente a
crímenes de lesa humanidad de los cuales los organismos financieros
internacionales son cómplices, co-partícipes de los delitos cometidos. Hay
treinta mil desaparecidos muertos por el terrorismo de estado en la
imposición del sistema y como decía Nora es por ellos y por todos los muchos
otros desparecidos por el terrorismo económico que debemos continuar nuestra
lucha.

En cuanto al tema de las deudas odiosas y criminales, la NCA (Norwigean
Church Aid) hizo la presentación, seguida de un panel, de un documental
sobre ’La deuda de los dictadores’ que presenta la deuda odiosa y criminal
de Argentina, Sur Africa, Congo y Filipinas. El documental es excelente y
pude ser muy útil en campañas de concientización sobre el tema.

En cuanto a la visita de parlamentarios europeos a Buenos Aires, luego del
documental y el panel, del que yo participé, le comenté a la gente de la NCA
y del movimiento juvenil noruego (los Changemakers) acerca de nuestro
encuentro la noche anterior con el Senador Verde Francesco Martone
(Secretario de la Comisión Derechos Humanos en el Parlamento Italiano) y
ellos se manifestaron muy entusiasmados con la idea de que organicemos esta
visita y que parlamentarios noruegos participen. Creo que nos será posible
también tener algunos alemanes. Quizás si hacemos una red de contactos
podríamos incluir otros países. Continué haciendo consultas y trabajando con
mis colegas y surgió la posibilidad de relacionar esta visita de
parlamentarios con el encuentro Norte-Sur que estamos organizando para el
mes de septiembre en Buenos Aires. La fecha propuesta para nuestro encuentro
es del 20 al 23 de septiembre, hemos pensado que podríamos comenzar con los
parlamentarios el 19 y luego tener actividades que pueden ser superpuestas
durante uno o dos días más. Dado que faltan sólo unos ocho meses creo que
deberíamos avanzar rápidamente para poder comprometer las agendas de
personas que generalmente tienen ya apuntados los compromisos con mucha
anticipación’.

La respuesta de Europa

En esta movilización por la anulación de la deuda externa se evidencio el
compromiso de varias organizaciones e instituciones de Europa.

Mónica Frassoni, co-presidenta del Grupo de los VERDES en el Parlamento
Europeo envió un mensaje en ocasión de la asamblea continental de Jubileo
Sur/Américas donde se subraya que ’tenemos mucha simpatía para su lucha en
favor de la cancelación de la deuda externa. Justamente este mes de enero
del 2005 pedimos la cancelación de la deuda de los países afectados por el
tsunami en la plenaria del Parlamento Europeo reunido en Estrasburgo. En
aquella ocasión tuvimos igualmente la oportunidad de presentar una propuesta
de resolución sobre la deuda externa de los países en vías de desarrollo.
Aunque no tenemos la mayoría en aquel recinto, hemos podido explicar en base
de hechos innegables que el pago de la deuda es un lento - o menos lento -
suicidio para muchos países, cuando en realidad ya han reembolsado la deuda
múltiples veces a través del pago de intereses. Esta espiral que no hace
sino estrangular a los países en vías de desarrollo cuando necesiten un
desarrollo sostenible y autodeterminado. Al problema de la deuda externa en
general se suma el hecho de que muchas veces las deudas han sido contratadas
por dictadores, sin que la población tuviese la mas mínima influencia ni
algún provecho del dinero llegando a los países respectivos. Consideramos
que gobiernos democráticamente electos no deberían ser responsables para el
pago de la llamada deuda odiosa. Según nuestra convicción, la deuda de los
países mas pobres debe ser cancelada de una vez, para que el dinero liberado
por esta operación pueda quedarse en los países y servir a fines sociales,
de educación, salud y medio ambiente, según decisiones tomados en los mismos
países y democráticamente controladas.

Igualmente, nos parece imprescindible cambiar las reglas del Fondo Monetario
Internacional FMI y del Banco Mundial como también de la Organización
Mundial del Comercio, para que los países en vías de desarrollo tengan un
futuro sostenible y socialmente digno.’

Yolanda Fresnillo, socióloga española representante del Observatorio de la
Deuda en la Globalización Globalización (ver también Mundialización)

Origen y sentido de este término anglosajón: en inglés, la palabra «global» se refiere tanto a fenómenos que interesan a la (o las) sociedad(es) humana(s) a nivel del globo como tal (es el caso de la expresión «global warming» que designa el efecto invernadero), como a procesos que poseen la característica de ser «globales» únicamente en la perspectiva estratégica de un «agente económico» o de un «actor social» preciso. En lo que estamos viendo, el término «globalización» nació en las bussiness schools norteamericanas y reviste el segundo sentido. Se refiere a los parámetros pertinentes de la acción estratégica del gran grupo industrial. Lo mismo sucede en la esfera financiera. A la capacidad estratégica del gran grupo de adoptar una aproximación y una conducta «globales». En un debate público, el patrón de uno de los mayores grupos europeos explicó, en sustancia, que la «globalización» representa «la libertad para su grupo de implantarse donde quiera, cuando quiera, para producir lo que quiera, aprovisionándose y vendiendo donde quiera, y en donde tenga que soportar las menores obligaciones posibles en materia de derechos laborales y convenciones sociales» (extraido de Chesnais, 1997[a]).
de Cataluña (www.debtwatch.org) que articula la
red europea ENRED, animo activamente este puente de intercambio de
organizaciones del Sur y Norte del Mundo (entre las cuales necesita destacar
la presencia de Eric Toussaint del Comité por la anulación de la Deuda de
los Países del Tercer Mundo CADTM de Bélgica (www.cadtm.org), Fabio
Quattrocchi de la red italiana SDEBITARSI, Neil Watkins de Jubileo USA
(www.jubileeusa.org).

Yolanda Fresnillo, enfatiza que ’entre el gran numero de cuestiones que se
han tratado en esta quinta edición del FSM, la que abre la agenda de la
declaración de los movimientos sociales es la demanda de la inmediata e
incondicional cancelación de la deuda externa e ilegitima de los pueblos del
Sur. La importancia de la problemática de la deuda marco también el inicio
de este foro, con la primera rueda de prensa dedicada al tema de la deuda
externa de los países afectados por el tsunami. A través de las diferentes
actividades y movilizaciones que han tenido lugar en el FSM de este ano, se
ha podido observar la consolidación de la postura de los movimientos
sociales del Sur, que se consideran y declaran ACREEDORES de las deudas
históricas, sociales y ecológicas que tenemos desde el Norte. Pero también
los movimientos del Norte que luchamos por la cancelación de la deuda
externa estuvimos activos, organizando discusiones y coordinando las futuras
acciones. Si atendemos a lo que se ha discutido en este foro FSM y a los que
apunta la declaración de los movimientos sociales, la campana por la
cancelación de la deuda externa será una de las mas sonadas del 2005. Las
reuniones del Banco Mundial y el FMI en abril y, sobre todo, la cumbre del
G8 G8 Corresponde al G7 más la Federación de Rusia (desde 1995). en Julio en Escocia, marcaran las citas mas importantes de esta campana.’

Paralelamente al Foro Social Mundial en Italia la red de la sociedad civil
SDEBITARSI (Roma) ha lanzado una campana de movilización por la anulación de
la deuda externa. Raffaella Chiodo, coordinadora de Sdebitarsi
(www.sdebitarsi.org) subraya que ’desde nuestra asamblea nacional del 8 de
febrero, hemos lanzado una masiva movilización sobre la deuda, dirigida a la
opinión publica y en particular a la sociedad civil, para animar una nueva y
fuerte movilización que recoja las propuestas de las campanas y de las
organizaciones del Sur del Mundo y del FSM’.




CADTM

COMITE PARA LA ABOLICION DE LA DEUDAS ILEGITIMAS

8 rue Jonfosse
4000 - Liège- Belgique

00324 60 97 96 80
info@cadtm.org

cadtm.org