El microcrédito: ¿emancipación o victimización?

7 de enero por Sushovan Dhar , Sankha Subhra Biswas


La pandemia y el posterior confinamiento afectaron a la India como nunca había pasado. Un informe de K Chandra Shekhar y Kasif Mansorr de la Universidad Azim Premji precisa que «según el informe de la OIT, en la India más de 400 millones de trabajadores del sector informal están en riesgo de caer un una pobreza aún mayor a causa de la epidemia de la Covid-19; sectores como la hostelería y el alojamiento, el comercio minorista y mayorista, los servicios comerciales, la construcción y la industria hacen frente a consecuencias dramáticas con disminución de producción y pérdidas de empleo y de horas de trabajo. En total, 1.250 millones de trabajadores de esos sectores, es decir más de un tercio (37,5%) de los trabajadores del mundo entero, se encuentran en máximo riesgo. La situación de los trabajadores informales poco remunerados y poco calificados es muy preocupante en países con ingresos bajos o medios. Las industrias y los servicios de esos países emplean a una gran parte de estos trabajadores, que representan el 61 % de la mano de obra mundial, o sea a 2.000 millones de personas, que no gozan de ninguna protección social ni de ninguna red de seguridad».

Otra encuesta representativa a cerca de 100.000 familias en 11 estados de la India, llevada a cabo por la ONG Praxis India, con sede en Nueva Delhi, reveló que, a medida que «los medios de subsistencia de los dalits, musulmanes, adivasis (indígenas) y de las personas correspondientes a las Denotified Tribes (DNTs)* desaparecían, esa pérdida de ingresos derivó en un aumento de la utilización de los préstamos, incluidos los correspondientes a prestamistas locales con altos tipos de interés Interés Cantidad pagada como remuneración de una inversión o percibida por un prestamista. El interés se calcula sobre la base de la cantidad de capital invertido o prestado, de la duración de la operación y del último tipo aplicado en ese momento. ». Además, «los préstamos, principalmente contraídos con los empleadores, vecinos, parientes y prestamistas, con tipos de interés elevados, fueron el detonante de otras formas de explotación social y económica, especialmente, la trata, el trabajo en régimen de servidumbre y el trabajo infantil.»

Esto también lo constataron los miembros de Prantajan —una iniciativa de la sociedad civil comprometida con las personas marginadas— cuando organizaron cocinas comunitarias en varias regiones de Bengala-Occidental, en la India. Esas cocinas tenían por objetivo crear redes de solidaridad entre personas desesperadas por el doble golpe del confinamientoy del súper ciclón Amphan. Al organizar esas cocinas comunitarias tuvieron la ocasión de interactuar con la población local, con hombres y mujeres, y de conocer cuál era su mayor preocupación durante ese difícil período: el temor de tener que afrontar a los agentes de cobro de las diferentes instituciones de microfinanzas que les habían concedido préstamos.

Fue así como comenzó el trabajo de organización de las víctimas del microcrédito, principalmente con mujeres de las zonas rurales.

Esta investigación comenzó con una encuesta a alrededor de 100 mujeres que habían contraído préstamos pero que no habían podido devolverlos desde el inicio del confinamiento. Tomemos como ejemplo a Sabina Khatun, una aldeana que trabaja subcontratada en la industria de exportación del cuero. Sabina contrató un préstamo de 80.000 rupias indias para las necesidades del hogar. Según el contrato, Sabina tiene que reembolsar 950 rupias por semana durante dos años, o sea un total de 98.800 rupias, lo que corresponde, de hecho, a un tipo de interés del 21,73 % por año, ya que el dinero es reembolsado cada semana. Actualmente Sabina no tiene empleo y es incapaz de pagar esos vencimientos semanales y por lo tanto, está perseguida por los cobradores de préstamos.

Esto se produce en un momento donde hay un aumento de suspensión de pagos de las deudas de empresas privadas. Ya hemos constatado que «los grandes jefes de empresas como Vijay Mallya, Nirav Modi, Mehul Choksi, Jatin Mehta (Winsome Diamonds) y los hermanos Sandesara (Sterling Biotech) están acusados de delitos y han huido del país sin pagar sus deudas. La “India Corporate Health Tracker”, del Crédit Suisse de agosto de 2019 mostró, a pesar de algunas excepciones, que todas las grandes empresas privadas están enormemente endeudadas y “crónicamente estresadas”. Advirtió que una nueva ola de crisis de activos fallidos estaba por llegar». (Para saber más, se puede consultar: “Rebooting Economy XIII: Why Indian corporates are debt-ridden”). Fue antes de que la pandemia atacara. Después, se decretó una moratoria del reembolso de los préstamos, del que las grandes empresas se aprovecharon aunque fueran capaces de pagar. El informe semestral sobre estabilidad financiera del Banco Central Banco central Entidad que, en un Estado, se encarga generalmente de la emisión de billetes de banco y del control del volumen de moneda y crédito. En España es el Banco de España quien asume dicho rol, bajo el control del Banco Central Europeo (BCE, ver más abajo).

El Banco Central de un país gestiona la política monetaria y tiene el monopolio de la emisión de la moneda nacional. Proporciona moneda a los bancos comerciales a un precio determinado por las tasas directoras, que son fijadas por el proprio banco.
-Reserva del Bank of India (RBI)- de julio de 2020, indica que el 70 % de la oferta de moratoria fue utilizada por empresas cotizadas «A», y además con una ratio deuda Deuda Deuda multilateral La que es debida al Banco Mundial, al FMI, a los bancos de desarrollo regionales como el Banco Africano de Desarrollo y a otras organizaciones multilaterales como el Fondo Europeo de Desarrollo.
Deuda privada Préstamos contraídos por prestatarios privados sea cual sea el prestador.
Deuda pública Conjunto de préstamos contraídos por prestatarios públicos. Reescalonamiento. Modificación de los términos de una deuda, por ejemplo modificando los vencimientos o en relación al pago de lo principal y/o de los intereses.
/fondos propios Fondos propios Capital aportado o dejado por los socios a disposición de una empresa. Hay que distinguir entre fondos propios en sentido estricto, también llamados capital suscrito (o capital regulatorio) y los fondos propios en un sentido más amplio, que comprenden también las deudas subordinadas de duración ilimitada. confortable (lo que significa que estas empresas podían pagar pero eligieron no hacerlo).

Este informe del RBI advertía que la ratio de activos fallidos brutos de los bancos comerciales regulares corría el riesgo de degradarse, pasando de 8,5 % en marzo de 2020 a 12,5-14,7 % en marzo de 2021, debido a la emergencia económica inducida por la pandemia. [1]

Además, «La India redujo sus tipos de interés en 0,4 puntos de porcentaje, pasando de 4,4 % a un tipo anual de 4 %. Los tipos directores son una herramienta utilizada por los bancos centrales para implementar la política monetaria. Ese cambio es el primero que sucede después del 27 de marzo de 2020, fecha en la que el Banco Central había bajado los tipos de interés en 0,4 % para llevarlos a 4,4 %». [2] El tipo de interés director está en un constante descenso desde el 25 de octubre de 2011, día en que era de 8,5 %. Los tipos de interés directores normalmente son reducidos para contrarrestar una reducción de precios o una eventual situación deflacionista. También tienen por fin revitalizar la economía y facilitar el aumento de las exportaciones. Asimismo, los intereses de los préstamos a la construcción de viviendas pueden ser de un tipo de interés tan bajo como el 6,75 % anual y de un 7,3 % anual para la compra de un automóvil.

Por consiguiente, ese tipo de interés exorbitante en el caso de los microcréditos refleja un prejuicio de clase, en el que la clase superior y la clase media están autorizadas a pedir préstamos a bajo interés y, en cambio, las clases populares de la sociedad son estafadas en nombre del «sostén a los medios de subsistencia».

En 2005, las microfinanzas llenaron las portadas de los diarios cuando las Naciones Unidas proclamaron pomposamente ese año como “El Año Internacional del Microcrédito”, y declararon que «el microcrédito cambia la vida de la gente y revitaliza a las comunidades desde el comienzo del comercio (…) El año del microcrédito 2005 hace un llamamiento a la creación de sectores financieros inclusivos y al fortalecimiento de un fuerte espíritu de empresa, a menudo no explotado, que existe en las comunidades de todo el mundo.» [3] Eso no solo legitimó este tipo de usura moderna y organizada sino que presentó al microcrédito como la solución clave para la reducción de la pobreza. Sin embargo, en realidad, el microcrédito mereció el alias de «trampa mortal», puesto que le ha costado la vida a millones de personas.

Nuestra experiencia demostró claramente que las instituciones de microfinanzas tienen por objetivo los pobres, no solo a los que ganan menos, sino también a los que no ganan lo suficiente para tener una vida digna. Estas instituciones atraen esas capas de la sociedad con «préstamos fáciles» que hacen caer a cientos de miles de pobres en la trampa del endeudamiento. En su informe, la Organización Nacional de Encuestas por Muestreo (NSSO - National Sample Survey Organizatio n)ya publicó datos sorprendentes sobre el aumento del endeudamiento de las familias en la India, y alertó sobre una crisis de endeudamiento de los hogares.

Mientras que las instituciones de microcrédito se libran a semejantes saqueos, el gobierno y las autoridades de regulación, como el Banco de Reserva de la India, cierran los ojos. Este banco creó un terreno abonado para las IMF (instituciones de microfinanzas) al suprimir, en 2014, el tope de interés más elevado que era del 26 %, (de hecho ya muy alto). [4] Por consiguiente, los prestamistas fijaron tipos de interés arbitrarios y forzaron a los prestatarios a pagar, a menudo sin ninguna clase de escrúpulos.

Pero no solamente los tipos de interés son muy altos, también hay graves violaciones de las normas que rigen los mecanismos de concesión de un crédito. En una circular [5] el Banco Central mencionó claramente las normas de los préstamos que deben ser respetadas en todos los casos, y que son las siguientes: no existe penalidad por atrasos de pago, no se pide depósito de garantía o de margen del prestatario, se otorga un contrato de préstamo estándar, con la provisión de un documento del préstamo en el que se indique el tipo de interés efectivo aplicado, todas las condiciones ligadas al préstamo, informaciones que permiten identificar correctamente al prestatario y, sobre todo, las informaciones y las inscripciones que figuran en el documento del préstamo en las lenguas nativas. Sin embargo, nuestra experiencia muestra que esas disposiciones son violadas deliberadamente. No hay ni aplicación de las directivas, ni acción Acción Título mobiliario emitido por una sociedad de acciones. Este título representa una fracción del capital social. En particular otorga a su titular (el accionista) el derecho a percibir una parte de los beneficios distribuidos (el dividendo) y de participar en las asambleas generales de la empresa. penal contra las instituciones de microfinanzas responsables de esas violaciones.

Estas instituciones no proveen de ningún contrato de préstamo legal y el tipo de interés no está mencionado en los documentos de pago en lenguas nativas. Los agentes explican solamente a los prestatarios que deben pagar una determinada suma de dinero a la semana siguiente. Si eso no pasa, los prestamistas les obligan a reembolsar a cualquier precio. Pero, debido a la pandemia, numerosos beneficiarios de préstamos todavía no pagaron las cuotas y no tienen idea de la fecha en la que podrán reembolsar sus préstamos.

Conclusión

En estas circunstancias, los miembros de Prantajan comenzaron a organizar a las víctimas de los microcréditos. En ausencia de un verdadero proceso de inclusión financiera y en un contexto de pérdida de cualquier medio de subsistencia, la tarea es ardua, pero muy importante. Además de la organización sobre el terreno, varias otras estrategias están elaborándose, especialmente una campaña más importante y de recursos jurídicos. La demanda de inclusión financiera legítima ocupa un lugar esencial en este contexto. Se realizaron manifestaciones similares en diferentes regiones del país y nuestra intención es asociarnos.

*N de T., p. 1. Denotified tribes: tribus que habían sido catalogadas (notified) como tribus criminales por una ley de 1871, derogada en 1949. (Denotified Tribes - Wikipedia)




Traducido del francés por Griselda Piñero

Notas

[4{{}} El RBI suprimió el tope de tipo de interés del 26 % en los créditos MFI. Economics Times, 8 de febrero de 2014

[5{{}} RBI/2015-16/20DNBR(PD)CC.NO.047/03.10.119/2015-16

Otros artículos en español de Sushovan Dhar (3)

Sankha Subhra Biswas

The author is a political activist and member of Collective for Economic Justice (CEJ)

Traduccion(es)

CADTM

COMITE PARA LA ABOLICION DE LA DEUDAS ILEGITIMAS

35 rue Fabry
4000 - Liège- Belgique

00324 226 62 85
info@cadtm.org

cadtm.org