Convocatoria a la Marcha contra el pago de la deuda externa el 22 de enero

Argentina. No al pago de la deuda ilegitima y fraudulenta, si a que los dineros del pueblo vuelvan al pueblo

20 de enero de 2010 por Mario Cafiero


Las personas y organizaciones abajo firmantes hemos decidido unir esfuerzos y acciones para desterrar el saqueo económico y el flagelo social que para el Pueblo Argentino significa la deuda Deuda Deuda multilateral La que es debida al Banco Mundial, al FMI, a los bancos de desarrollo regionales como el Banco Africano de Desarrollo y a otras organizaciones multilaterales como el Fondo Europeo de Desarrollo.
Deuda privada Préstamos contraídos por prestatarios privados sea cual sea el prestador.
Deuda pública Conjunto de préstamos contraídos por prestatarios públicos. Reescalonamiento. Modificación de los términos de una deuda, por ejemplo modificando los vencimientos o en relación al pago de lo principal y/o de los intereses.
externa.

Para ello hemos decidido la organizarnos bajo la forma de la más amplia unidad por el NO pago de la deuda, ilegitima y fraudulenta. Un espacio abierto y democrático para la participación de todas las personas y organizaciones políticas y sociales que defiendan el interés Interés Cantidad pagada como remuneración de una inversión o percibida por un prestamista. El interés se calcula sobre la base de la cantidad de capital invertido o prestado, de la duración de la operación y del último tipo aplicado en ese momento. de la Nación y del Pueblo, frente a los intereses de la banca internacional y sus socios internos.

Sostenemos que la deuda externa es ilegítima y fraudulenta, como lo ha sentenciado la Justicia argentina en la causa Olmos. Sostenemos que ningún acto jurídico ha podido ni podrá nunca sanear su origen ilegitimo, ya que el delito no debe rendir beneficios. La deuda externa tiene su origen en la dictadura 1976-1983 y por lo tanto fue, es y será una deuda odiosa Deuda odiosa Según la doctrina jurídica de la deuda odiosa, teorizada por Alexander Sack en 1927, una deuda es «odiosa» cuando reúne dos condiciones esenciales:

1.- La ausencia de beneficio para la población: la deuda no fue contraída a favor del interés del pueblo y del Estado, sino en contra de esos intereses, y/o a favor del interés personal de los dirigentes y de las personas próximas al poder.

2.- La complicidad de los prestamistas: Los acreedores sabían (o tenían la capacidad de saber) que los fondos prestados no beneficiarían a la población.

Para Sack, la naturaleza despótica o democrática de un régimen no debía tenerse en cuenta. Una deuda contraída por un régimen autoritario debe, según Sack, ser reembolsada si ésta sirve a los intereses de la población. Un cambio de régimen no autoriza el cuestionamiento de la obligación que tiene el nuevo régimen de pagar las deudas del gobierno precedente, salvo si éstas fueran odiosas.

[Extractos] del Tratado jurídico y financiero por Alexander Nahum Sack, ex profesor agregado a la Facultad de Derecho de la Universidad de Petrogrado.

A partir de esta definición «conservadora» de deuda odiosa, otros juristas y movimientos sociales, como el CADTM, ampliaron esta definición teniendo en cuenta, especialmente, la naturaleza del régimen que contrae la deuda y la consulta que se hace, o no se hace, a los parlamentos nacionales para la aprobación o la concesión del préstamo.

De manera especial, citemos la definición de deuda odiosa utilizada por la Comisión para la verdad sobre la deuda griega, que se apoya, a la vez, en la doctrina de Sack, y también en los Tratados internacionales y los principios generales del derecho internacional.

Así que una deuda odiosa responde a:

1.- Una deuda contraída en violación a los principios democráticos, que comprende el asentimiento, la participación, la transparencia y la responsabilidad, y ha sido empleada contra los más altos intereses de la población del Estado deudor, mientras el acreedor sabía, o tenía capacidad de saber, lo precedente.

O a lo siguiente:

2.- Una deuda que tiene por consecuencia negar los derechos civiles, políticos, económicos, sociales y culturales de la población, mientras el acreedor sabía, o tenía capacidad para saber, lo precedente.
o sea nula.

Sostenemos que la deuda es también fraudulenta por diversos delitos cometidos en las sucesivas renegociaciones (capitalización, Plan Brady, canjes, megacanje, vaciamiento del 2001,etc ). Exigimos que se aceleren todas las causas judiciales abiertas, ya que su resultado favorable puede implicar anular lo actuado. Denunciamos que en ninguna renegociación se realizó una auditoría previa, ni registro de acreedores, ni se verificó la deuda reclamada.

Sostenemos que la última renegociación realizada en el 2004 por Kirchner y Lavagna fue una verdadera estafa nacional e internacional, cuyas consecuencias recién ahora salen a la luz. La deuda que los K dicen que mataron, en realidad goza de buena salud y aumenta día a día. Pese al maquillaje que intentaron destruyendo el INDEC -para detener el crecimiento de la deuda ajustada por CER- la misma sigue creciendo. Para pagar los vencimientos e intereses metieron la mano en cuanta caja encontraron a mano, empezando con las provincias y los jubilados.

Ahora con el Fondo del Bicentenario se intenta pagar una parte de la deuda con las reservas del Banco Central Banco central Entidad que, en un Estado, se encarga generalmente de la emisión de billetes de banco y del control del volumen de moneda y crédito. En España es el Banco de España quien asume dicho rol, bajo el control del Banco Central Europeo (BCE, ver más abajo).

El Banco Central de un país gestiona la política monetaria y tiene el monopolio de la emisión de la moneda nacional. Proporciona moneda a los bancos comerciales a un precio determinado por las tasas directoras, que son fijadas por el proprio banco.
, para así poder “volver a los mercados financieros internacionales”. O sea, se paga ahora, para que supuestamente les vuelvan a prestar. De una forma parecida al famoso “blindaje” de fines del año 2000, que terminó en la crisis del año 2001. En ambos casos poniendo a las reservas del sistema financiero argentino como garantes del pago, las que son ni más ni menos que el ahorro acumulado por millones de argentinos.

Estamos en contra de que las reservas del Banco Central se usen para pagar la deuda, pero tampoco aceptamos que se utilicen para fugar capitales del país. En los últimos cuatro años, Redrado permitió que se fugaran 40.000 millones de dólares de la Argentina. Es por este motivo que debería ser destituido.

Repudiamos el método de gobernar con decretos de necesidad y urgencia o el veto parcial de las leyes. Pero alertamos que el gobierno y el grueso de la oposición parlamentaria sólo discuten las formas, en el fondo están de acuerdo: hay que pagar la deuda y volver a los mercados de crédito internacional. Por ello, el pueblo argentino no debe llamarse a engaño y rechazar los pactos espurios entre el bipartidismo -PJ y UCR- y de otros socios menores.

Exigimos al Congreso que respete los fallos judiciales que demuestran la ilegitimidad y fraude de la deuda y que obre en beneficio Beneficio Resultado contable positivo neto fruto de la actividad de una sociedad. El beneficio neto es el beneficio después de impuestos. El beneficio a distribuir es la parte de aquél que puede ser repartido entre los accionistas. del interés popular. Exigimos inmediata suspensión del pago de la deuda pública hasta que una Auditoria Pública que de una respuesta exhaustiva a las pregunta de si ¿Realmente debemos?. Y si es así ¿A quién debemos?, ¿Por qué debemos? ¿Cuánto debemos? ¿Qué comisiones se pagaron? ¿Dónde fueron los fondos?. Proponemos que la Auditoria Pública sea controlada por una COMISION INVESTIGADORA DE LA DEUDA EXTERNA integrada por personas de intachable trayectoria y por organizaciones populares.

Dado que ya se ha pagado o renegociado deuda ilegítima, exigimos que se pongan en marcha mecanismos legales para recuperar el patrimonio público despojado y que los responsables asuman sus responsabilidades penales y civiles.

Todo ello es necesario y será posible en tanto acabar con la eterna deuda sea una verdadera causa de unidad nacional y popular. Para ello necesitamos poner en marcha un vasta movilización política, cultural, jurídica, educacional y social. Cuya primera tarea consiste en una campaña de esclarecimiento que ponga en el debate popular el problema de la deuda y las posibles soluciones. Exigimos que las organizaciones de trabajadores y movimientos sociales se pronuncien públicamente sobre la cuestión de la deuda.

Estamos convencidos que la solución pasa por que el Pueblo recupere la capacidad de decidir su propio destino. La salida al eterno problema de la eterna deuda es convocar a que el Pueblo decida. Por ello proponemos la realización de una Consulta Popular Vinculante sobre la cuestión de la deuda externa.

BAJO LAS SIGUIENTES CONSIGNAS CONVOCAMOS A UNA MARCHA CONTRA EL PAGO DE LA DEUDA ILEGITIMA Y FRAUDULENTA PARA EL PROXIMO VIERNES 22 DE ENERO A LAS 17 HS DESDE EL CONGRESO A PLAZA DE MAYO:

- No al pago de la ilegítima y fraudulenta deuda externa.

- No al pacto de los que quieren pagar a toda costa, ni con decretazos, ni con acuerdos bajo la mesa.

- Si a que los dineros del Pueblo vuelvan al Pueblo en salud, educación, trabajo y vivienda.

- Si a una campaña de debate y esclarecimiento por la deuda para convocar a una Consulta Popular que decida sobre la deuda.




Otros artículos en español de Mario Cafiero (6)

CADTM

COMITE PARA LA ABOLICION DE LA DEUDAS ILEGITIMAS

35 rue Fabry
4000 - Liège- Belgique

00324 226 62 85
info@cadtm.org

cadtm.org